Cuadernillo de La pausa semanal. Curso 2017-18

Como todos los años, publicamos el cuadernillo con todas las entradas que han aparecido en este blog a lo largo del curso 2017-18.

Muchas gracias a todos los que han colaborado en que esta Pausa semanal sea una realidad, un curso más.

Os deseamos un feliz verano y os animamos a continuar aportando textos en La pausa semanal del próximo curso.

https://www.calameo.com/books/00484356944416f6f8e85

 

 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿La lectura tiene los días contados frente a la cultura de la imagen?

Resultado de imagen de lectura forges

Los medios masivos de comunicación han cambiado el mundo. Esto no es nada nuevo, obviamente. Desde los inicios del siglo XX esa transformación viene operándose a pasos agigantados, cada vez más rápidos, más profundos, más globales; tanto que la sociedad actual ha pasado a definirse como “sociedad de la información y comunicación”. Quien no sigue ese ritmo –al menos eso nos dice el mito dominante actual– pierde el tren de la historia, es decir, se queda “anticuado”.

Hace millones de años nos pusimos de pie, las manos transfirieron a las piernas la locomoción y nos alejaron del contacto directo con la naturaleza. La boca dejó de tomar el alimento, el cerebro se aplanó, la vista se convirtió en el sentido intelectual y las manos fueron los órganos ejecutivos de la mente. Hace miles de años tallamos el alfabeto en el cerebro. Esto nos brindó una capacidad de comunicación que ninguna otra especie igualó. En 1455 Gutenberg expandió ese poder con la invención de la imprenta. Con el libro nacieron el periodismo, las naciones y hasta la democracia.

La lectoescritura fue la primera tecnología creada por el hombre y sigue siendo indispensable para acceder a las tecnologías modernas de última generación. ero vivimos inmersos en la cultura de la imagen y por eso muchos consideran que el registro audiovisual supera al texto escrito. Si vamos al cine, al salir recordamos toda la película, aunque fuimos tan solo a divertirnos. En cambio, cuando leemos un libro, recordamos vagamente lo leído y debemos realizar una segunda lectura. Pero la experiencia confirma la ventaja de lo escrito sobre lo visto para el repaso o la búsqueda de datos.

Es verdad que las nuevas tecnologías nos ayudan a mantenernos informados sobre todo lo que ocurre en el mundo. Por ejemplo, nos ahorran tiempo, basta con encender el televisor para mantenernos informados sobre la actualidad, en vez de tener que ir, comprar el periódico y leerlo. Son muchas las ventajas que nos ofrece la cultura de la imagen, es cierto, pero esto no significa que haya llegado a tener el poder suficiente para acabar con la lectura.

Muchos son los jóvenes que no leen simplemente porque prefieren esperar a que salga la película basada en el libro. Quizás lo digan porque nunca han leído un libro que les haya cautivado con su historia y no son conscientes de la gran cantidad de cosas que un libro les puede aportar. Y ya no solo me refiero a gente de nuestra edad, sino a la sociedad en general.

Cuando lees pasas a formar parte activa de la historia. Te conviertes en el personaje que prefieras o interactúas con él y pasas a conocer profundamente al resto de los personajes. Aprendes a empatizar y tu imaginación vuela. Al leer tú decides cómo es un paisaje, una habitación o incluso el aspecto físico de los personajes. Cuando ves una película o una serie la historia es algo ajeno a ti. Todo te viene ya perfectamente detallado, listo para que tu cerebro lo reciba. Una película nunca será capaz de mostrar al completo el mundo interior de los personajes, mientras que en un libro eres consciente de todo ello. “La imaginación es más importante que el conocimiento” dijo Albert Einstein.

Además, un libro te hace reflexionar. ¿Es que nadie ha tenido que parar de leer para poder asimilar lo que ha leído? A mí me pasa muy a menudo y pienso que es algo muy enriquecedor y a la vez placentero. La cultura de la imagen no te ofrecerá nunca esto ya que lo ves y das por hechas las cosas sin tener que pensar y reflexionar sobre ellas.Ver algo por TV es como viajar en avión: una vez que se sube, ya no se podrá bajar.

Son muchos los beneficios de la lectura. Aumentas tu vocabulario, tu cerebro se ejercita, disminuye el riesgo de padecer Alzheimer, aumenta tu concentración, mejora la memoria, reduce el estrés e implica un gran desarrollo emocional al generar en nosotros empatía y tolerancia por los demás.

Al leer desarrollas una forma de pensamiento propia, mientras que la imagen dirige el pensamiento hacia una forma concreta de ver las cosas. A esto se le llama alienación y es una de las grandes desventajas de los medios de comunicación, ya que muchas veces la realidad no se muestra tal y como es.

Una encuesta realizada por el Ministerio de Educación en 2017 nos muestra que solo un 37% de las personas que leen lo hacen por su propio ocio y no por trabajo o estudios como el otro 63%.

La situación actual de la lectura frente a la cultura de la imagen me recuerda a una canción de Queen, “Radio Gaga”. En esta canción el grupo de música inglés agradecía a la radio lo que había aportado a la sociedad y daba por hecho que iba a desaparecer por culpa del vídeo. Ahora sabemos que fue totalmente al contario y, mientras que el vídeo ha desaparecido de nuestras vidas, la radio ha permanecido. Algo parecido es lo que creo que pasará con la cultura de la imagen y la lectura. La imagen se seguirá desarrollando, sí, pero la lectura permanecerá. Creo que son cosas totalmente compatibles y no creo que una implique la desaparición de la otra.

Además, la lectura en estos últimos años se ha visto favorecida por invenciones como el libro electrónico, lo que nos hace tener a nuestro más fácil alcance muchísimos libros.

Por más que la imagen intente igualar el poder de la lectura nunca lo conseguirá. Un libro ha sido, es y será algo insustituible, ya que es la base del conocimiento.

Con el tiempo he llegado a la conclusión de que la lectura influye en nuestros pensamientos y percepciones, somos en gran parte lo que leemos, y nos ayuda a saber un poco más de los demás. La lectura no te lo da todo hecho sino que poco a poco vas adentrándote en ella, no es llegar y tener la comida masticada. Pero tienes que apreciarla; si no lo haces es como mirar la televisión apagada. Además, no hay mejor amigo que un libro. Él abre tus horizontes, te permite viajar sin moverte de casa, conociendo culturas y países. Un buen libro te acompaña en las alegrías y no hay nada mejor que leer para despejar las penas. La lectura te permite mantener una conversación fluida, llenar las lagunas de tu conocimiento, comprender a quienes poseen otras creencias o ideologías; en resumen, te permite crecer como ser humano.

Es por todo esto por lo que pienso que la cultura de la imagen jamás llegará a tener el poder necesario para acabar con la lectura. Además, espero haber ayudado a despertar la curiosidad por la lectura en vosotros.

LAURA GUTIÉRREZ SERRANO, alumna de 1º de Bachillerato B

Laura Gutiérrez Serrano nació el 10 de mayo de 2001 en Córdoba. Desde pequeña siempre le ha gustado leer. Su madre recuerda que de camino al colegio iba leyendo todos los carteles que iba viendo. También le gusta salir con sus amigos y escuchar música. Es seguidora del Córdoba CF pese a que en su familia todos son madridistas. Este año ha realizado un curso de la Junta de Andalucía para ser monitora de ocio y tiempo libre. Su vocación es y ha sido siempre la de enseñar, por lo que quiere estudiar un doble grado en Estudios Ingleses y Magisterio. Le gustan los idiomas: ha conseguido un B2 de inglés y se está preparando para obtener el C1. También va a intentar el B2 de francés. Laura es una buena alumna, interesada por aprender, no solo por aprobar. Algún día espera ser una buena maestra, que logre despertar en sus alumnos las ganas de aprender e introducirlos en el gran mundo que es la lectura.

Laura escribió esta apasionada defensa de la lectura como ejercicio de clase, pero nos parece muy apropiada para cerrar La pausa semanal del curso que ahora termina. Es la defensa de la lectura la razón de ser de este blog y por ello os deseamos un verano lleno de estimulantes lecturas. Tal vez el siguiente vídeo os pueda sugerir alguna.

https://www.eitb.eus/es/videos/detalle/914465/recomendaciones-libros-verano–video-literatura-verano/

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ENCUENTRO DE NAUSICA Y ODISEO EN LA PLAYA

     La princesa Nausica, hija del rey de los feacios, ha acudido con sus compañeras a lavar sus vestidos a la orilla del río. No sabe que, muy cerca de allí, bajo unos arbustos, dormita el infeliz Odiseo, a quien un terrible naufragio ha privado de su barco y de sus compañeros.

     Mientras dejan secar los vestidos al sol, las muchachas se ponen a jugar a la pelota y Nausica empieza a cantar.

     Mas cuando ya estaba a punto de volver a su morada, unciendo las mulas y plegando los hermosos vestidos, Atenea, la deidad de ojos de lechuza, ordenó otra cosa para que Odiseo despertara de su sueño y viese a aquella doncella de lindos ojos, que debía llevarlo a la ciudad de los feacios. La princesa arrojó la pelota a una de las esclavas, pero erró el tiro, precipitándola a un hondo remolino; entonces todas gritaron muy recio. Con sus voces despertó el divinal Odiseo y, sentándose, comenzó a revolver en su mente y en su corazón estos pensamientos:

–¡Ay de mí! ¿Qué hombres habitarán en esta tierra a que he llegado? ¿Serán violentos, salvajes e injustos, u hospitalarios y temerosos de los dioses? Desde aquí escucho el femenil bullicio como de jóvenes ninfas que habitan en las altas cumbres, en las fuentes y en los prados cubiertos de hierbas. ¿Me hallo, por ventura, cerca de hombres de voz articulada? Ea, yo mismo probaré a salir e intentaré averiguarlo.

     Hablando así, el divinal Odiseo salió de entre los arbustos y en la poblada selva desgajó con su fornida mano una rama frondosa con que cubrir su desnudez. Se puso en camino, lo mismo que un montaraz león, seguro de su fuerza, sigue andando a pesar de la lluvia o del viento. Así había de presentarse Odiseo a las doncellas de hermosas trenzas, aunque estaba desnudo, pues la necesidad le obligaba. Y se les apareció horrible, sucio con los desechos del mar; y todas huyeron, dispersándose por las empinadas orillas. Pero la hija de Alcínoo se quedó sola e inmóvil, porque Atenea dio ánimo a su corazón y libró de temor a sus miembros. Permaneció, pues, delante del héroe sin huir; y Odiseo meditaba si convendría rogar a la doncella de lindos ojos, abrazándola por las rodillas, o suplicarle, desde lejos y con dulces palabras, que le mostrara la ciudad y le diera con qué vestirse. Después de pensarlo bien, le pareció que lo mejor sería rogarle desde lejos con suaves voces, no fuese a irritarse la doncella si le abrazaba las rodillas. Y entonces pronunció estas dulces e insinuantes palabras:

–¡Yo te imploro, oh reina, seas diosa o mortal! Si eres una de las deidades que poseen el anchuroso cielo, te hallo muy parecida a Artemis, hija del gran Zeus, por tu hermosura, tu porte y natural. Y si naciste de los hombres que moran en la tierra, dichosos mil veces tu padre, tu madre y tus hermanos, pues deben de alegrarse a todas horas de verte salir a tomar parte en las danzas. Y dichosísimo en su corazón, más que otro alguno, quien consiga llevarte a su casa por esposa. Que nunca se ofreció a mis ojos un mortal semejante, ni hombre ni mujer, y me he quedado atónito al contemplarte. Y así me infunde miedo abrazar tus rodillas, aunque estoy abrumado por un pesar muy grande. Ayer logré salir del espumoso mar, después de veinte días en que me vi a merced de las olas y de los veloces torbellinos. Ahora algún dios me ha arrojado acá, para que padezca nuevas desgracias, que no espero que éstas se hayan acabado, sino que los cielos me reservan otras muchas todavía. Pero tú, oh reina, apiádate de mí, ya que eres la primera persona a quien me acerco después de soportar tantos males, y me son desconocidos los hombres que viven en la ciudad y en esta comarca. Muéstrame la población y dame un trapo para atármelo alrededor del cuerpo, si al venir trajiste alguno con que envolver la ropa. Y los dioses te concedan cuanto en tu corazón anheles.

     Respondió Nausícaa, la de los níveos brazos:

—Forastero, ya que no me pareces ni vil ni insensato, sabe que el mismo Zeus Olímpico distribuye la fortuna por igual a los buenos y a los malos, y si te envió esas penas debes sufrirlas pacientemente. Pero ahora que has llegado a nuestra ciudad y a nuestra tierra, no te faltará vestido ni ninguna de las cosas que por decoro ha de alcanzar un pobre suplicante. Te mostraré la población y te diré el nombre de sus habitantes: los feacios poseen la ciudad y la comarca y yo soy la hija del magnánimo Alcínoo, que los gobierna.

     Y diciendo así, dio esta orden a las esclavas, de hermosas trenzas:

—¡Deteneos, esclavas! ¿Adónde huis, por ver a un hombre? ¿Pensáis acaso que sea un enemigo? No hay ni habrá nunca un mortal terrible que venga a hostilizar la tierra de los feacios pues a estos los quieren mucho los inmortales. Vivimos alejados y nos circunda el mar proceloso; somos los últimos de los hombres, y ningún otro mortal tiene comercio con nosotros. Este es un infeliz que viene perdido y es necesario socorrerle, pues todos los forasteros y los pobres pertenecen a Zeus y cualquier pequeño don que se les haga es grato al padre de los dioses. Así, pues, esclavas, dad de comer y de beber al forastero, y lavadlo en el río, en un lugar que esté resguardado del viento.

–Así dijo. Se detuvieron las esclavas y, animándose mutuamente, hicieron sentar a Odiseo en un lugar abrigado, conforme a lo dispuesto por Nausica, hija del magnánimo Alcínoo. Dejaron cerca de él un manto y una túnica para que se vistiera; le entregaron, en una ampolla de oro, líquido aceite y le invitaron a lavarse en la corriente del río. Después le llevaron alimentos y bebida. Y el paciente divinal Odiseo bebió y comió ávidamente, pues hacía mucho tiempo que estaba en ayunas.

HOMERO, Odisea, Canto VI.

Homer Musei Capitolini MC559.jpg

     A Homero tradicionalmente se le atribuye la autoría de las principales poesías épicas griegas: la Ilíada y la Odisea, pero desde el período helenístico se ha cuestionado si el autor de ambas obras épicas fue la misma persona. Es el pilar sobre el que se apoya la épica grecolatina y, por tanto, la literatura occidental.

 En la figura de Homero confluyen realidad y leyenda. La tradición sostenía que Homero era ciego y varios lugares reclamaban ser su lugar de nacimiento; sin embargo, suele admitirse que su lugar de procedencia debió ser la zona colonial jónica de Asia Menor. También persiste el debate sobre si Homero fue una persona real o bien el nombre dado a uno o más poetas orales que cantaban obras épicas tradicionales. La mayoría de los historiadores sitúa la figura de Homero en el siglo VIII a. C., aunque existe controversia acerca de la fecha en la que sus poemas se pusieron por escrito. 

     Además de la Ilíada y la Odisea, a Homero se le atribuyeron otros poemas, como la épica menor cómica Batracomiomaquia (‘La guerra de las ranas y los ratones’), el corpus de los himnos homéricos, y varias otras obras perdidas o fragmentarias, tales como Margites. Algunos autores antiguos le atribuían el Ciclo épico completo, que incluía más poemas sobre la Guerra de Troya así como epopeyas que narraban la vida de Edipo y guerras entre argivos y tebanos. Los historiadores modernos, sin embargo, suelen estar de acuerdo en que la Batracomiomaquia, el Margites, los himnos homéricos y los poemas cíclicos son posteriores a la Ilíada y la Odisea.

     La Odisea narra la vuelta a casa, tras la Guerra de Troya, del héroe griego Odiseo (Ulises en latín). Además de haber estado diez años fuera luchando, Odiseo tarda otros diez años en regresar a la isla de Ítaca, donde poseía el título de rey, período durante el cual su hijo Telémaco y su esposa Penélope han de tolerar en su palacio a los pretendientes que buscan desposarla (pues ya creían muerto a Odiseo), al mismo tiempo que consumen los bienes de la familia.

     Los últimos y otros menos recientes acontecimientos en el Mediterráneo nos retrotraen a este texto, oportunamente sugerido por Alberto Rubio. Será leído por los alumnos del Proyecto Erasmus+ que han participado en los talleres de Amnistía Internacional el próximo día 20, Día mundial de los Refugiados, en el homenaje que tendrá lugar frente al monumento a Lázaro Cárdenas. Se trata de un fragmento de la Odisea donde se narra el encuentro de Ulises y Nausica, hija de Alcínoo, rey de los feacios, en la playa de la isla de Esqueria (probablemente la actual Corfú). Ulises, que acaba de sobrevivir a un naufragio, le suplica ayuda y ella le responde con solidaridad y compasión. 

     Podéis encontrar información sobre la antigua Grecia explicada de forma muy didáctica en el siguiente vídeo:

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

MI ALMA TIENE PRISA

Resultado de imagen de golosinas

Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora…

Me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces: los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.

No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.

No tolero a manipuladores y oportunistas.

Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.

Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.
Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.

Quiero la esencia, mi alma tiene prisa…

Sin muchos dulces en el paquete…

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír, de sus errores.
Que no se envanezca, con sus triunfos.
Que no se considere electa, antes de hora.
Que no huya, de sus responsabilidades.
Que defienda, la dignidad humana.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.

Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas…
Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñaron a crecer con toques suaves en el alma.

Sí… tengo prisa… por vivir con la intensidad que solo la madurez puede dar.

Pretendo no desperdiciar parte alguna de los dulces que me quedan…
Estoy seguro de que serán más exquisitos que los que hasta ahora he comido.

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Tenemos dos vidas y la segunda comienza cuando te das cuenta de que sólo tienes una.

MARIO DE ANDRADE

Resultado de imagen de mario de andrade

Mario Raúl de Morais Andrade (Sao Paulo, Brasil, 1893-1945), poeta, novelista, ensayista y musicólogo, fue uno de los miembros fundadores del modernismo brasileño. En 1922 participó activamente en la Semana de Arte Moderno de São Paulo, que tuvo una gran influencia en la renovación de la literatura y de las artes en Brasil. Su segundo libro de poesía, Paulicéia desvairada, publicado ese mismo año, marca para muchos el inicio de la poesía modernista brasileña. Durante los años 20 continuó su carrera literaria, al tiempo que ejercía también la crítica musical y de artes plásticas en la prensa escrita. En 1928 publicó su novela más reconocida, Macunaíma, considerada una de las obras capitales de la narrativa brasileña del siglo XX. Los trabajos de Andrade fueron decisivos en la historia de la etnomusicología brasileña, y tuvieron una gran influencia en trabajos similares llevados a cabo en otras partes del mundo.

En el siguiente vídeo podéis ver una recreación de este poema.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CONTRA LA MUERTE

Imagen relacionada

Me arranco las visiones y me arranco los ojos cada día que pasa.
No quiero ver ¡no puedo! ver morir a los hombres cada día.
Prefiero ser de piedra, estar oscuro,
a soportar el asco de ablandarme por dentro y sonreír
a diestra y siniestra con tal de prosperar en mi negocio.

No tengo otro negocio que estar aquí diciendo la verdad
en mitad de la calle y hacia todos los vientos:
la verdad de estar vivo, únicamente vivo,
con los pies en la tierra y el esqueleto libre en este mundo.

¿Qué sacamos con eso de saltar hasta el sol con nuestras máquinas
a la velocidad del pensamiento, demonios: qué sacamos
con volar más allá del infinito
si seguimos muriendo sin esperanza alguna de vivir
fuera del tiempo oscuro?

Dios no me sirve. Nadie me sirve para nada.
Pero respiro, y como, y hasta duermo
pensando que me faltan unos diez o veinte años para irme
de bruces, como todos, a dormir en dos metros de cemento allá abajo.

No lloro, no me lloro. Todo ha de ser así como ha de ser,
pero no puedo ver cajones y cajones
pasar, pasar, pasar, pasar cada minuto
llenos de algo, rellenos de algo, no puedo ver
todavía caliente la sangre en los cajones.

Toco esta rosa, beso sus pétalos, adoro
la vida, no me canso de amar a las mujeres: me alimento
de abrir el mundo en ellas. Pero todo es inútil,
porque yo mismo soy una cabeza inútil
lista para cortar, pero no entender qué es eso
de esperar otro mundo de este mundo.

Me hablan del Dios o me hablan de la Historia. Me río
de ir a buscar tan lejos la explicación del hambre
que me devora, el hambre de vivir como el sol
en la gracia del aire, eternamente.

GONZALO ROJAS, El Alumbrado, 1986

Resultado de imagen de GONZALO ROJAS

Gonzalo Rojas (Chile, 1917-2011) es un poeta reconocido con numerosos galardones, entre los que destaca el Premio Cervantes en 2003. Se incluye en la Generación del 38 y su obra se enmarca en la tradición continuadora de las vanguardias literarias latinoamericanas. Fue profesor de instituto y en la Universidad de Concepción. Exiliado tras el golpe de estado del General Pinochet, residió en Alemania, Venezuela y Estados Unidos. Su poesía, inicialmente catalogada de expresionista por algunos, recoge, según él mismo ha manifestado, influencias del surrealismo (aunque él no se consideraba surrealista), de los poetas clásicos greco-latinos y de los místicos españoles. Sus libros clave son Contra la muerte y Materia de testamento. Es uno de los poetas más respetados de la literatura hispanoamericana. 

Ángel Campillo, a quien agradecemos que siga colaborando con esta Pausa Semanal, nos propone este hondo y duro poema sobre la muerte. 

En el siguiente vídeo podéis conocer algo más sobre este poeta.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/premios-cervantes-en-el-archivo-de-rtve/entrevista-gonzalo-rojas-2006/1086547/

Y en el siguiente, podéis escuchar un poema recitado y explicado por su autor:

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

TITULITIS TITULAE

Imagen relacionada

Yo era aún adolescente, pero se me quedó grabada la contundencia con la que Camilo José Cela respondió a unos efervescentes universitarios que reclamaban una vida de calidad después de la inversión de su tiempo vital en los estudios, en un debate guiado por la siempre notable Mercedes Milá: «No, señores, no, ustedes se equivocan. A la universidad se va a aprender. No es una Oficina de Empleo».

Posteriormente, he utilizado este y otros argumentos en mis clases, pese a que suponen tirar piedras en mi propio tejado. Y es que es cierto que, por ejemplo, cuando ponemos nuestra vida en manos de un médico para una operación a corazón abierto o nos tomamos las medicinas que nos receta, ignoramos si sacó la carrera con matrícula de honor o con un suficiente raspado, si aprobó por méritos propios o copiando. Y confiamos. Confiamos en un título de papel como aval de un conocimiento. Pero, pese a que está claro que un título no asegura la sapiencia, en este país parece que sí es garante de la profesionalidad. O eso o si no hay cosas que no se explican, como ese afán por engrosar un currículo con cromos –como se conoce en el argot a acumular méritos para quienes aspiran a acreditarse por Aneca– cuando lo realmente meritorio es el oficio, las habilidades, el saber hacer de verdad que muchas veces tienen por el desarrollo profesional quienes no han podido acceder a unos estudios.

Es un complejo que nos afecta a todos, al fin y al cabo es lo primero que hacemos cuando nos presentamos, decir nuestro nombre y qué somos vinculado a los estudios o el puesto desempeñado, como si ello sirviera para tener mayor valía que la humana.

Acceder a unos estudios sigue siendo, a pesar de todo, un privilegio. Y estudiar en según qué centros facilita un apellido a un título genérico que es, a menudo, lo que inclina la balanza hacia uno u otro candidato a un puesto. Lo saben bien algunos padres cuando pagan altísimos precios por un producto que no les va a decepcionar, es entonces cuando el alumno se convierte en cliente y entonces la perspectiva del aprendizaje como objetivo de la universidad se pierde y aparece el mercantilismo, en una batalla entre el prestigio y la exigencia, por una parte, y la garantía de la obtención de un resultado, y por ende un título, por otra. Y luego se ve lo que se ve, aunque ya sabemos que el triunfo de la mediocridad viene parejo a su osadía, y esta es grande en quien no tiene el freno en el respeto por la inmensidad inabarcable del conocimiento, como el célebre «solo sé que no sé nada» de Sócrates.

Es una lástima que nos quedemos en los aspectos superficiales del conocimiento, esto es, en los títulos, y que persiguiendo El Dorado diluyamos las cuestiones prácticas. También es una tarea del docente embriagar al estudiante con el deleite del conocimiento y contribuir a su formación integral e íntegra como ser humano que tenga una utilidad y responsabilidad social. Así que mejor me quedo con aquello otro de «por sus obras les conoceréis».

ISABEL LLANOS, Diario Córdoba, 23/05/2018

Resultado de imagen de ISABEL LLANOS DIARIO CÓRDOBA

Isabel María Llanos López, mujer polifacética, es periodista, psicóloga, docente y actriz. Ha ejercido como profesora colaboradora en diversas universidades y es especialista en seguridad. Doctora en Bioética, Psicología y Sociología, Licenciada en Periodismo y policía, asesora a equipos de trabajo como psicóloga clínica. También es consultora de Recursos Humanos, actriz y modelo. Ha ofrecido conferencias sobre seguridad, materia en la que es docente, protocolo y psicología. Ha ejercido como ayudante de producción de artistas y grupos musicales. Como redactora independiente, colabora en El Periódico de Calatunya, el Diario Córdoba y la revista Policía, entre otros medios. En sus artículos comenta la actualidad y trata temas sobre violencia de género.

Ahora que el alumnado de 2º de Bachillerato termina su andadura en los institutos, conviene insistir -como ha hecho al proponernos este artículo nuestro compañero Manuel Torres, profesor de Lengua castellana y Literatura, que compartió tareas docentes en nuestro centro- el objetivo que debe guiar a los estudiantes al enfocar su futuro universitario. 

Como complemento a este artículo, incluimos un vídeo con sencillos consejos para elegir unos estudios o profesión.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Carta a una desconocida

Resultado de imagen de artefactos nicanor parra pdf

“Artefacto”, Nicanor Parra

Cuando pasen los años, cuando pasen
los años y el aire haya cavado un foso
entre tu alma y la mía; cuando pasen los años
y yo sólo sea un hombre que amó, un ser que se detuvo
un instante frente a tus labios,
un pobre hombre cansado de andar por los jardines,
¿dónde estarás tú? ¡Dónde
estarás, oh hija de mis besos!

NICANOR PARRA, Poemas y antipoemas (1954)

Resultado de imagen de nicanor parra

Nicanor Segundo Parra Sandoval (Chile, 1914-2018) fue poeta, matemático y físico. Considerado el creador de la “antipoesía”, recibió el Premio Nacional de Literatura (1969) y el Premio Miguel de Cervantes (2011), entre otras distinciones, además de haber sido candidato al Premio Nobel de Literatura en diversas ocasiones.

Durante su juventud cultivó la llamada “poesía de la claridad”, fuertemente inspirada en Lorca. Después decidió continuar una línea más vanguardista. Su poesía es crítica, anticlerical y política. Junto a sus antipoemas posmodernos y analíticos se sitúan también poemas ecológicos y otros de tradición oral, popular y local. Utilizando recursos del absurdo, el humor, el arte callejero y la cultura popular, Parra se ha caracterizado por democratizar la poesía, acercándola a lectores de distinto nivel sociocultural. Entre sus obras se encuentran Poemas y antipoemas y sus famosos “artefactos”, poemas visuales que compuso a partir de 1970.

Esta semana Ángel Campillo ha elegido el poema que publicamos, en el que el amor y el paso del tiempo van unidos, como en la mejor poesía clásica.

En el siguiente vídeo podéis ver un documental sobre el poeta.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario