NOCTURNO

“Si alguna vez fui bello y fui bueno
fue enredado en tu cuello y tus senos”

J.M. Serrat (“Lucía”)

Grave y lenta la noche se diluye
en ti desde tu copa hasta la aurora
dudando entre su luz y tu hermosura
derramada en la sábana. De pronto
la mañana se vislumbra y es tu boca
la que busca mis secretos. Tu cuerpo
se desliza entre la seda como el mar
del amor en tus orillas. Yo, náufrago
nocturno en ti me hundo y en tu sima
profunda me debato contra el amanecer
que te reclama para encender el sol.
Canta el gallo tres veces y reniego
del día y su horizonte. Desnuda ya
no sólo para mí, te rapto desde el sueño
enredado en tus senos encendidos.

MIGUEL COBO ROSA

Miguel Cobo Rosa (Torreperogil, Jaén, 1949) es maestro jubilado y uno de los grandes poetas de nuestra ciudad. Su poesía, clásica y a la vez vanguardista, puede ser consultada en su blog (http://riografia.blogspot.com.es/); en su activa cuenta de Facebook, en la que viene publicando Diario de un funambulista, y en un libro que editó el último instituto en el que desarrolló su labor docente, el IES Santa Catalina de Siena, titulado Riografía. Colabora en revistas digitales y programas de radio, como La Librería, de Radio Úbeda, y El Barrero, de Radio Loma (Torreperogil). Es miembro de Ateneo de Córdoba y ha participado en el ciclo Poesía en la Bodega y en los recitales celebrados en la galería de arte Arc en Ciel, de Mayte Béjar. A pesar de que no es muy dado a participar en certámenes literarios, ha sido galardonado con el primer premio del V Concurso Domecq de Poesía Corta en Jerez de la Frontera en 1987, con el primer premio del I Concurso Literario Ateneo de Jaén en 1989 y con un accésit en el VII Certamen de Poesía Rosalía de Castro en la Casa de Galicia de Córdoba en 1997. Ha asistido en numerosas ocasiones a institutos, como el nuestro, para leer y exponer diferentes aspectos de su obra. 

La calidad de la obra de Miguel Cobo Rosa se aprecia en este poema de amor apasionado, en la línea de los grandes clásicos antiguos o modernos de nuestra literatura. Recomendamos vivamente su blog antes mencionado, en el que se puede apreciar la amplitud de temas de su poesía y su sensibilidad en todos ellos. También es muy aconsejable visitar su cuenta de facebook, en la que, con ironía aguda, comenta hechos de actualidad y donde también publica sus poemas. 

En el siguiente vídeo podéis ver a Miguel Cobo recitando uno de sus poemas.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA LECCIÓN DE HOY

Resultado de imagen de forges inmigrantes

Hoy mi alumno está solo. Se ve que los pocos compañeros de su clase tenían cosas más importantes que hacer. Se ve que con todo el dolor de su corazón han tenido que renunciar a quedarse en el instituto hasta última hora. Le digo a mi alumno que ha hecho bien en ser formalete, que la clase de hoy va a estar muy bien.

Mi alumno es de Mali. Le enseño español. Progresa adecuadamente. Hace poco simulamos una entrevista de trabajo y superó la prueba con nota. Es una máquina cazando al vuelo giros idiomáticos. Hablamos de la victoria del Barça ante el PSG. Como mi alumno es muy madridista, aprovecha una ocurrencia léxica de la prensa deportiva y me dice que la remontada culé fue una «robontada». Por un momento trato de imaginarme incorporando a una conversación cotidiana en bambara (la lengua materna de mi alumno) un juego de palabras oído en la tele o leído de pasada en la pantalla del móvil. Si mi alumno no tuviera que dejar de estudiar pronto para buscarse la vida –si el mundo estuviera bien hecho–, podría llegar lejos.

Leemos un texto sobre Tombuctú en el que aparece la expresión «árbol genealógico». Hablamos de nuestras familias repasando los términos que indican parentesco en castellano. Mi alumno me cuenta que en su tierra cualquier hombre tiene la obligación de contarle a sus hijos antes de morir quiénes fueron sus antepasados rama por rama. Mi alumno me explica que en Mali no hay viejos como aquí y que a los cincuenta y tantos el personal ya está bastante cascado. Mi alumno habla con naturalidad de la asfixiante escasez de su casa, de la decisión de separarse de los suyos en busca de una bocanada de futuro.

Cuando ya estamos a punto de terminar mi alumno me dice que busque en Internet la palabra «Kidal». Me entero de que Kidal es una región conflictiva del norte de Mali, una zona dominada con el beneplácito de Francia por el MNLA, un ejército independentista tuareg. Mi alumno me relata con naturalidad el momento crucial en el que, montado en una camioneta camino de Argelia, creyó que iba a morir asesinado por un miembro de esta organización. A pesar de que los soldados del ejército de Mali les advirtieron del peligro de caer en una emboscada, decidieron continuar el incierto viaje a fuerza de desesperación. Y se encontraron con los rebeldes: la metralleta a la altura de la cara, los malos hablándose entre ellos –tal vez alguna carcajada sórdida–, el poco dinero guardado que se esfuma para salvar el pellejo, el alivio y la rabia y la pena de quedarse sin nada.

Mi alumno nunca se pone intenso. Lo cuenta todo con una sonrisa que debe de brotar de un fondo muy puro. Pese a tener toda la vida por delante, a veces parece estar muy cansado. Tiene piso hasta el veintialgo de mayo. Luego ya veremos. Suena el timbre. Acaba la clase. Me despido de mi alumno. Debería haberle dado las gracias por la lección de hoy.

RAÚL ÁVILA

Raúl Ávila

Raúl Ávila es profesor de Lengua castellana y Literatura en el IES Galileo Galilei de Córdoba, donde se encarga también de la biblioteca, y colabora con asiduidad en el Diario Córdoba como articulista. Atiende a alumnado inmigrante que está en proceso de integración lingüística en nuestro país.

El texto de esta semana es una columna escrita el 25 de abril de este año por un profesor comprometido y enamorado de su trabajo, que es capaz de aprender cada día de sus alumnos. Nos expresa de manera muy desnuda y emotiva la desesperación de quien tiene que jugarse la vida para buscar un horizonte más amplio en un país desconocido. Un testimonio de primera mano que pone el dedo en la llaga sobre un problema deberíamos tener más presente y que olvidamos con demasiada frecuencia. 

Os invitamos a ver otros testimonios de algunos inmigrantes en este vídeo:

https://elpais.com/internacional/2017/02/23/actualidad/1487863298_071584.html

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LO QUE QUIERO AHORA

Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.

Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.

Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.

Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila. También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Solo quiero eso. Casi nada. O todo.

ÁNGELES CASO

Ángeles Caso nació en Gijón en 1959. Licenciada en Historia del Arte, también estudió danza, teatro y música. Ha trabajado como periodista en diversos medios, pero se siente más comunicadora. Desde 1995 se dedica a la Literatura, alternando novela, ensayo, biografía, guiones de cine y traducción del francés, inglés, italiano y portugués. En sus artículos reflexiona sobre la vida, en permanente compromiso con la realidad, prestando su voz a los que no son escuchados. Entre sus novelas destacan Un largo silencio (Premio Fernando Lara en 2000) y Contra el viento (Premio Planeta en 2009). Actualmente prepara un volumen dedicado a las mujeres artistas desconocidas, titulado Grandes maestras, que se incluirá en la colección Ellas mismas, que viene publicando la editorial La esfera de los libros

El artículo que publicamos apareció en el diario La Vanguardia en 2012. Nos parece una inteligente reflexión sobre lo más importante de la vida. 

Os invitamos a ver la siguiente entrevista con la autora.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

TRAVESÍA

Al final del verano, de vuelta a casa, empiezas a navegar el nuevo curso a merced de las fuerzas oscuras que te acechan en un mar lleno de peligros. Hay que estar bien pertrechado. Para llegar sano y salvo a un puerto abrigado después de sortear todos los escollos de esta dura travesía, no hay barco más seguro que el primer barco de papel que fabricamos cuando éramos niños con una hoja del cuaderno escolar donde habíamos escrito nuestros sueños más puros. Después de doblar el papel varias veces de una forma determinada, abrías el pliegue y de pronto aparecía entre los dedos un maravilloso velero. Con un leve impulso lo botabas en una orilla de la alberca y comenzaba a navegar el agua estancada bajo el vuelo de libélulas verdes y amarillas. Podía ser un barco pirata, fantasma, mercante o de guerra. Pese a que la alberca albergaba algunos sapos, el barco siempre conseguía llevar a la otra orilla nuestros sueños incontaminados. Era un barco que nunca naufragaba. Vivimos ahora tiempos de azar, entre la violencia y la banalidad. No sabes quién te vigila, quién te controla, quién decide por ti, pero eres consciente de que alguien puede apretar el botón que te hará saltar por los aires. Ya no existen maestros a los que seguir ni valores sólidos a los que agarrarse y puesto que vale todo pero nada es firme, en esta travesía confusa la salvación es ya una cuestión fiada a la imaginación de cada navegante. Un prisionero condenado a cadena perpetua descubrió la única forma de escapar: pintó una ventana abierta de par en par con un horizonte azul en la pared de la mazmorra y a través de ella conquistó la libertad. Aquel velero de papel que construiste con una hoja del cuaderno escolar para cargar en él los primeros sueños, hoy puede convertirse en un barco de salvamento si aquellos sueños, que transportaba, no han sido traicionados.

MANUEL VICENT

Manuel Vicent (Villavieja, Castellón, 1936) es escritor y periodista y licenciado en Derecho y Filosofía por la Universidad de Valencia. Estudió Periodismo en la Escuela Oficial de Madrid. Colaboró en revistas como Hermano Lobo y Triunfo y sus primeros artículos de temática política se publicaron en el desaparecido diario Madrid. En 1977 comenzó su andadura profesional en El País, donde escribe en la actualidad como columnista con periodicidad semanal. En su faceta literaria es autor de más de una decena de obras, entre las que destacan la galardonada con el Premio Alfaguara de Novela en 1966 titulada Pascua y Naranja o la que obtuvo el Premio Nadal (1987), Balada de Caín. Su labor periodística ha sido galardonada con el Premio González Ruano (1979) y con el Premio Francisco Cerecedo (1994), entre otros. 

El artículo que publicamos y con el que comenzamos un nuevo curso de La pausa semanal apareció en el diario El País el pasado 3 de septiembre. Para los que vivimos en el mundo de la enseñanza, septiembre es nuestro Año Nuevo y nos brinda otra oportunidad para realizar los sueños de nuestra niñez. Esperamos que sea así.

En la siguiente entrevista, Manuel Vicent habla sobre sus columnas periodísticas:

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CUADERNILLO DE LA PAUSA SEMANAL (CURSO 2016-17)

Como en años anteriores, publicamos el cuadernillo con todas las entradas de La pausa semanal del curso 2016-17. Agradecemos la colaboración a todos los que han contribuido a que esta publicación se haga posible y el interés de nuestros lectores. Nos despedimos hasta septiembre deseando un feliz verano con refrescantes lecturas.

Cuadernillo de La pausa semanal. Curso 2016-17.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

BRINDIS

… Amigos:
dentro de unos días me veré rodeado de chicos,
de chicos torpes y listos,
y dóciles y ariscos,
a muchas leguas de este Santander mío,
en un pueblo antiguo,
tranquilo
y frío,
y les hablaré de versos y de hemistiquios,
y del Dante, y de Shakespeare, y de Moratín (hijo),
y de pluscuamperfecto y de participios,
y el uno bostezará y el otro me hará un guiño.
Y otro, seguramente el más listo,
me pondrá un alias definitivo.
Y así pasarán cursos monótonos y prolijos.
Pero un día tendré un discípulo,
un verdadero discípulo,
y moldearé su alma de niño
y le haré hacerse nuevo y distinto,
distinto de mí y de todos; él mismo.
Y me guardará respeto y cariño.
Y ahora os digo:
amigos,
brindemos por ese niño,
por ese predilecto discípulo,
por que mis dedos rígidos
acierten a moldear su espíritu,
y mi llama lírica prenda en su corazón virgíneo,
y por que siga su camino
intacto y limpio,
y por que este mi discípulo,
que inmortalice mi nombre y mi apellido,
… sea el hijo,
el hijo
de uno de vosotros, amigos.

GERARDO DIEGO

Gerardo Diego Cendoya (Santander, 1896-Madrid, 1987) fue uno de los destacados poetas de la Generación del 27. Estudió Letras en la Universidad de Deusto, aunque se licenció en la Universidad de Madrid. En 1920 obtuvo la plaza de Catedrático de Lengua y Literatura e impartió clases como profesor de instituto en distintas ciudades españolas, como Soria, Santander, Gijón o Madrid. Su actividad literaria comenzó a una edad muy temprana, publicando en 1918 su primera obra, el cuento La caja del abuelo, en El Diario Montañés. Durante estos primeros años colaboró en distintas publicaciones, como la Revista Grial, la Revista Castellana y diversas revistas vanguardistas (Grecia, Reflector o Cervantes). Su primer libro de poesías, El romancero de la novia, vio la luz en 1920. Fundó las revistas Carmen y Lola, y dio a conocer a la Generación del 27 tras la publicación en 1932 de su antología Poesía española: 1915-1931. Durante los años de posguerra Gerardo Diego continuó con su actividad poética con obras como Ángeles de Compostela, Alondra de verdad o Romances. En 1962 obtuvo el premio Calderón de la Barca por su retablo escénico El cerezo y la palmera, su incursión en el teatro. El gran reconocimiento del autor llega en 1979 con la concesión del Premio Miguel de Cervantes, que comparte con Jorge Luis Borges. Su obra mezcla, con niveles de calidad pocas veces igualados, las influencias vanguardistas con el clasicismo, como ocurre en otros autores de su generación. 

Nuestro compañero Ángel Campillo ha querido despedirse de nosotros con este poema. También Carmen Carrillo se despide con otro poema de José Saramago que publicamos hace algún tiempo:

¿Que cuántos años tengo?

Ambos son un canto a la vida que continúa para ellos, como para los demás compañeros que se jubilan, con renovada ilusión. 

Carmen nos dice:

Pienso, igual que Saramago, que lo importante de la edad no son los años ni las arrugas que tenemos, sino la actitud que adoptamos ante la vida y que disfrutemos con ilusión de las experiencias que nos toca vivir.

Estas son las palabras de Ángel Campillo:

Con este precioso poema, “Brindis”, que siempre ha sido uno de mis preferidos, quiero despedirme de todos mis compañeros. Los versos no hablan de despedida sino de comienzos, de nuestros comienzos y del comienzo de cualquier enseñante. Pero yo también os los quiero dedicar a vosotros, mis queridos colegas del Medina Azahara.

Gracias por vuestra amistad y colaboración, y por vuestro ejemplo.

Os deseo a todos una vida profesional tan feliz como lo ha sido la mía. Que disfrutéis de nuestro maravilloso oficio de educadores. Y que también, como yo lo he hecho, podáis brindar por tantos predilectos discípulos que serán vuestra obra mejor.

Podéis ver al propio Gerardo Diego en este vídeo explicando su concepto de la poesía.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/programas-y-concursos-en-el-archivo-de-rtve/poesia-imagen-gerardo-diego/2788882/

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

SE CAE

El cielo se está cayendo. Eso ha dicho mi hija. Yo le digo paparruchas, venga a la cama, y esta noche lee cuentos que no sean de leyendas mágicas. Los clásicos, esos son un valor seguro.

Al ir a echar la doble llave de la puerta, un extraño resplandor entra por todas las rendijas. Inquieto y asustado, me decido a abrir con el pulso algo tembloroso. El jardín aparece cubierto de estrellas relucientes. No hay dos iguales. Un poco más allá diviso la luna, y el sol detrás de la luna. Las nubes a ras de tierra.

Miro hacia arriba y no hay cielo, no hay nada. 

Entonces, con las piernas temblorosas, subo corriendo la escalera, despierto a mi hija, y le digo muy bajito:

-¿Qué cuento es ese que me estoy perdiendo?

ANTONIO LUIS GINÉS, Teoría de lo imperfecto.

Antonio Luis Ginés (Iznájar, 1967) ha publicado Cuando duermen los vecinos (El Viaducto, Córdoba, 1995); Rutas exteriores, (Ánfora Nova),  con el que obtuvo el IX Premio Nacional de Poesía Mariano Roldán en 1998;  Animales perdidos, publicado en 2005 en la editorial cordobesa Plurabelle y preseleccionado para los Premios Nacionales de la Crítica de ese mismo año. En septiembre de 2009 apareció su cuarto libro, de poemas en prosa, en la editorial madrileña Bartleby, con el título Picados suaves sobre el agua. Le siguieron Celador (Ayuntamiento de Priego de Córdoba, 2012) y Aprendiz (La isla de Sitolá, Sevilla, 2013). Se suele calificar su poesía con el nombre de “realismo íntimo”.

En 2010 publica su primer libro de cuentos en la editorial El Páramo (El fantástico hombre bala), al que sigue Teoría de lo Imperfecto (La isla de Sitolá, 2015). Ha participado en algunas antologías como Edad presente. Poesía cordobesa del siglo XXI (Fundación J. M. Lara, 2004). Es crítico literario en Cuadernos del Sur, suplemento literario del Diario Córdoba, y ha ejercido la enseñanza en talleres de escritura creativa. Es también cofundador de la asociación cultural Mucho Cuento, que ha dinamizado el cultivo del cuento y, en concreto, del microrrelato, en Córdoba. En la actualidad ejerce de crítico literario y trabaja como técnico de gestión cultural en el Centro Andaluz de las Letras.

Antonio Luis Ginés ha acudido este año a nuestro centro para hablar al alumnado de 2º de Bachillerato sobre su último libro de relatos, Teoría de lo imperfecto, al que pertenece el que hemos seleccionado. En él, en muy pocas líneas, el mundo fantástico de los cuentos se hace realidad, poniendo de manifiesto que la literatura es mucho más rica y, a veces, más real que la propia vida y que nos perdemos toda esa riqueza si desdeñamos adentrarnos en un libro. Dedicamos el relato a nuestros alumnos amantes de la literatura fantástica. 

Añadimos una noticia aparecida el pasado año en el diario Córdoba en la que se destaca la influencia de la Asociación Mucho Cuento, a la que pertenece el autor, en la vida cultural cordobesa. 

http://www.diariocordoba.com/noticias/cuadernos-del-sur/cordoba-cuenta_1087684.html

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario