LA MANADA

Para corroborar que no sólo el hombre desciende del mono sino que muchos no han descendido del todo aún basta mirar en televisión las imágenes de todas esas fiestas que estos días se celebran por España y cuya sustancialidad estriba en retornar al homo erectus a base de beber alcohol, tirarse barro o tomates unos a otros o correr delante o detrás de unos animales que normalmente son los más civilizados de la fiesta. La conversión del individuo en manada, llámese ésta cuadrilla o peña o despedida de soltero/a, es condición sine qua non para que la transformación animal se produzca, lo que demuestra que el gregarismo sigue presente en nuestro ADN. De ahí a desembocar en manada auténtica va el paso que separa a sus integrantes del mono, que a veces es muy impreciso.

Los pasados Sanfermines estuvieron salpicados de polémica tras las medidas gubernativas tomadas a raíz de la violación colectiva el año anterior de una chica por parte de una manada de homínidos que incluso se autonombraban así a sí mismos La manada. Su heroicidad (cinco hombres contra una mujer bebida), que al parecer no era la primera, sensibilizó a una ciudad que ya hace mucho que ve cómo sus internacionales fiestas se convierten en un encierro continuo de una semana, pero no únicamente de toros. Las medidas lo han amortiguado un poco según comentan, pero las imágenes no dejan dudas de que Pamplona, como cualquier otra ciudad o pueblo español en fiestas (y ni siquiera en fiestas; cualquier fin de semana sirve), ha sido un año más la demostración de que la manada sigue rigiendo el comportamiento común, especialmente en determinados ambientes. No digamos ya en los sitios de costa, donde muchos extranjeros que consideran que España es un after hours invaden playas y discotecas profiriendo gritos de guerra de sus equipos de fútbol u otros deportes y mostrando obscenamente sus tatuajes, signo de su pertenencia a una sociedad para la que la educación dejó de estar de moda hace tiempo.

Debo de estar haciéndome muy mayor. Quizá lo era desde pequeño, pues siempre fui muy individualista, algo que a veces me reprocharon, pues mi “asocialidad” no casaba bien con el compromiso político de la Transición ni con la pertenencia a modas y movimientos, ya fueran éstos existenciales o literarios, después. El grupo siempre me dio pereza, tanto que hoy no pertenezco a ninguno de WhatsApp ni alimento red social con mis tonterías, lo que no quita que cultive a mis amigos con esmero. Pero la manada imperante hoy tanto en la vida real como en la virtual, además de pereza, me causa gran turbación, sobre todo viendo cómo se divierte.

JULIO LLAMAZARES

Julio Llamazares (Vegamián, León, 1955)  compaginó con acierto durante años su trabajo como periodista con su labor de escritor, aunque estudió la carrera de Derecho, que ejerció durante poco tiempo. Formó parte del grupo poético Barro y fundó la revista Cuadernos Leoneses de Poesía. Su obra revolucionó el panorama literario español en los últimos años de la década de los setenta, temporada tras la cual alternó creaciones de corte narrativo con una intensa colaboración con el medio televisivo. Cultivador de multitud de géneros, han sido sus narraciones breves y, sobre todo, sus libros de viaje, los que lo han convertido en un escritor seguido y admirado por un gran número de lectores. En las últimas décadas, Llamazares ha practicado tanto el ensayo como la novela. Entre sus libros de viajes destacamos El río del olvido y entre sus novelas, La lluvia amarilla, de gran éxito entre la crítica. A lo largo de su carrera ha recibido premios como el Ícaro, el Nonino o el Cardo D’Oro y ha quedado finalista en tres ocasiones del Premio Nacional de Literatura.

Julio Llamazares escribió esta columna en El País el 22 de julio de 2017. En él denuncia con indignación la pervivencia en nuestro país de prácticas que vulneran gravemente el honor y la libertad de las mujeres. Es una lucha que no cesa, que no debe cesar, la que todos, especialmente los hombres, debemos sostener contra la prepotencia, la soberbia, la barbarie y la violencia que utilizan demasiados de ellos contra las mujeres. De no hacerlo así, nos situamos demasiado cerca de nuestro lado más animal, en el peor sentido de la expresión.

Os dejamos una entrevista con Julio Llamazares.

 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA VIDA NOS SORPRENDE

                     “Porque también
                     la vida nos sujeta, porque precisamente,
                     no es como la esperábamos”

                           J.Gil de Biedma (Compañeros de viaje)

La vida nos sorprende,
nos pilla de improviso
con la cama deshecha
y la comida puesta,
a punto de vivir,
sencillamente…

Nos acorrala en cada nueva esquina,
en cada tren perdido,

en cada paso dado,
en cada beso.

La vida nos sujeta, nos arrulla,
nos aborda sin más, nos interroga,
nos deja sin aliento, nos ahoga,
nos arrastra,
nos eleva,
nos desploma…
Y al final, sin avisar,
nos abandona.

MARISA PEÑA

Marisa de la Peña (Madrid, 1969) es Licenciada en Filología Hispánica por la especialidad de Literatura en la Universidad Complutense de Madrid, ejerce como profesora de lengua española en el IES María Zambrano y es miembro del grupo poético “Verbo azul” y de diferentes asociaciones que luchan por la recuperación de la dignidad y la memoria histórica de los perseguidos y silenciados durante la dictadura. Colabora en la revista digital Tiempos modernos y es la autora de dos blogs: Enredando palabras y Los papeles de Claudia. Entre sus títulos publicados, tanto de poemas como de narrativa,  se encuentran Poemario a dos vocesRopa tendida al vientoLa memoria heridaDonde nacen las nubes y otros relatos y El hilo de la Memoria.

La poesía aparentemente sencilla de Marisa Peña nos llega directamente al corazón, como en este poema, que sintetiza, en unos pocos versos, el sentido de la vida. 

En el siguiente vídeo podéis escuchar otro de sus poemas.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

TRIPLE VIDA

      ALGUNAS PUBLICACIONES 

        No sé si estará usted de acuerdo conmigo, pero creo que todos llevamos una triple vida, sustentada en tres pilares: lo que creemos ser, lo que quisiéramos ser y lo que en verdad somos. La mezcla de los tres elementos suele resultar bastante mala, aunque conviene mostrarse optimista y hacerse cuanto antes a la idea de equilibrar de la mejor
manera posible esa conjugación desconcertante.

FELIPE BENÍTEZ REYES, El azar y viceversa.

Felipe Benítez Reyes (Rota, Cádiz, 1960) es licenciado en Filología Hispánica. Es autor de una obra versátil que abarca la poesía, la novela, el relato, el articulismo y el ensayo. Ha obtenido los premios Nadal de novela, Hucha de Oro de cuentos, Julio Camba de periodismo, Ateneo de Sevilla de novela, Loewe de poesía, el Premio de la Crítica y el Premio Nacional de Literatura. Sus libros están traducidos al inglés, al italiano, al ruso, al francés, al rumano y al portugués. Entre ellos destacan el poemario Vidas improbables y la novela Mercado de espejismos. Felipe Benítez Reyes es un autor de referencia en el panorama actual de las letras españolas, que se incluye en el grupo de escritores llamado “La otra sentimentalidad” o “Poesía de la experiencia”, surgido en Granada en 1983, junto con escritores como Luis García Montero, Javier Egea, Álvaro Salvador, Carlos Marzal o Benjamín Prado. Para ellos, la poesía es producto del sujeto y este de la historia. 

El azar y viceversa es la última novela de este escritor, publicada en 2016. Su protagonista es un superviviente perpetuo, servidor de muchos amos; un optimista melancólico al que no le asusta la mala suerte. Se trata de una historia de contrastes: alegre y estremecedora, realista y enigmática, trepidante y reflexiva, desternillante a ratos y a ratos escalofriante, según sus editores. 

Creemos que puede resultar útil leer la reflexión que publicamos esta semana. De manera muy sintética, expresa una realidad que pocas veces nos paramos a analizar.

En el siguiente vídeo el autor nos habla sobre esta novela:

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

DISTINTO

Lo querían matar los iguales
porque era distinto.

Si veis un pájaro distinto,
tiradlo;
si veis un monte distinto,
caedlo;
si veis un camino distinto,
cortadlo;
si veis una rosa distinta,
deshojadla;
si veis un río distinto,
cegadlo.
Si veis a un hombre distinto,
matadlo.

¿Y el sol y la luna dando en lo distinto?

Altura, olor, largor, frescura, cantar, vivir
distinto
de lo distinto;
lo que seas, que eres
distinto
(monte, camino, rosa, río, pájaro, hombre):
si te descubren los iguales,
huye a mí,
ven a mi ser, mi frente, mi corazón distinto.

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

Juan Ramón Jiménez (Moguer, Huelva, 1881-San Juan de Puerto Rico, 1958), premio Nobel de Literatura en 1956 y poeta universal, es una figura única y original en la literatura española, fuera de cualquier grupo o moda, ya que, aunque comenzó en el Modernismo, poco a poco fue descubriendo su voz más auténtica en su poesía pura y desnuda. Desde sus iniciales Arias tristes, Jardines Lejanos y La soledad sonora pasó a sus últimas obras, herméticas y difíciles: Animal de fondo y Dios deseado y deseante. Platero y yo hizo de él un autor universalmente conocido. Su carácter difícil y perfeccionista lo llevó a corregir su Obra, con mayúscula, como él la escribía, a lo largo de toda su vida, sin sentirse nunca satisfecho, buscando la esencia del mundo, la Belleza y la Poesía. Él y su entregada, inseparable y necesaria esposa, Zenobia Camprubí, ayudaron a niños y a refugiados en los difíciles meses previos a la Guerra Civil hasta que tuvieron que marchar ellos mismos al exilio, de donde nunca regresaron con vida.  

En este poema, propuesto por Ángel Campillo, Juan Ramón se siente el protector de los rechazados, sea por su raza o por su forma de ser. Así, propone la comprensión para el que es diferente, la empatía. Nos parece un mensaje muy actual y aún muy necesario. 

En el siguiente vídeo encontraréis una biografía de este autor.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/creadores-del-siglo-xx/creadores-del-siglo-xx-juan-ramon-jimenez-obra-marcha/609717/

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

NOCTURNO

“Si alguna vez fui bello y fui bueno
fue enredado en tu cuello y tus senos”

J.M. Serrat (“Lucía”)

Grave y lenta la noche se diluye
en ti desde tu copa hasta la aurora
dudando entre su luz y tu hermosura
derramada en la sábana. De pronto
la mañana se vislumbra y es tu boca
la que busca mis secretos. Tu cuerpo
se desliza entre la seda como el mar
del amor en tus orillas. Yo, náufrago
nocturno en ti me hundo y en tu sima
profunda me debato contra el amanecer
que te reclama para encender el sol.
Canta el gallo tres veces y reniego
del día y su horizonte. Desnuda ya
no sólo para mí, te rapto desde el sueño
enredado en tus senos encendidos.

MIGUEL COBO ROSA

Miguel Cobo Rosa (Torreperogil, Jaén, 1949) es maestro jubilado y uno de los grandes poetas de nuestra ciudad. Su poesía, clásica y a la vez vanguardista, puede ser consultada en su blog (http://riografia.blogspot.com.es/); en su activa cuenta de Facebook, en la que viene publicando Diario de un funambulista, y en un libro que editó el último instituto en el que desarrolló su labor docente, el IES Santa Catalina de Siena, titulado Riografía. Colabora en revistas digitales y programas de radio, como La Librería, de Radio Úbeda, y El Barrero, de Radio Loma (Torreperogil). Es miembro de Ateneo de Córdoba y ha participado en el ciclo Poesía en la Bodega y en los recitales celebrados en la galería de arte Arc en Ciel, de Mayte Béjar. A pesar de que no es muy dado a participar en certámenes literarios, ha sido galardonado con el primer premio del V Concurso Domecq de Poesía Corta en Jerez de la Frontera en 1987, con el primer premio del I Concurso Literario Ateneo de Jaén en 1989 y con un accésit en el VII Certamen de Poesía Rosalía de Castro en la Casa de Galicia de Córdoba en 1997. Ha asistido en numerosas ocasiones a institutos, como el nuestro, para leer y exponer diferentes aspectos de su obra. 

La calidad de la obra de Miguel Cobo Rosa se aprecia en este poema de amor apasionado, en la línea de los grandes clásicos antiguos o modernos de nuestra literatura. Recomendamos vivamente su blog antes mencionado, en el que se puede apreciar la amplitud de temas de su poesía y su sensibilidad en todos ellos. También es muy aconsejable visitar su cuenta de facebook, en la que, con ironía aguda, comenta hechos de actualidad y donde también publica sus poemas. 

En el siguiente vídeo podéis ver a Miguel Cobo recitando uno de sus poemas.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA LECCIÓN DE HOY

Resultado de imagen de forges inmigrantes

Hoy mi alumno está solo. Se ve que los pocos compañeros de su clase tenían cosas más importantes que hacer. Se ve que con todo el dolor de su corazón han tenido que renunciar a quedarse en el instituto hasta última hora. Le digo a mi alumno que ha hecho bien en ser formalete, que la clase de hoy va a estar muy bien.

Mi alumno es de Mali. Le enseño español. Progresa adecuadamente. Hace poco simulamos una entrevista de trabajo y superó la prueba con nota. Es una máquina cazando al vuelo giros idiomáticos. Hablamos de la victoria del Barça ante el PSG. Como mi alumno es muy madridista, aprovecha una ocurrencia léxica de la prensa deportiva y me dice que la remontada culé fue una «robontada». Por un momento trato de imaginarme incorporando a una conversación cotidiana en bambara (la lengua materna de mi alumno) un juego de palabras oído en la tele o leído de pasada en la pantalla del móvil. Si mi alumno no tuviera que dejar de estudiar pronto para buscarse la vida –si el mundo estuviera bien hecho–, podría llegar lejos.

Leemos un texto sobre Tombuctú en el que aparece la expresión «árbol genealógico». Hablamos de nuestras familias repasando los términos que indican parentesco en castellano. Mi alumno me cuenta que en su tierra cualquier hombre tiene la obligación de contarle a sus hijos antes de morir quiénes fueron sus antepasados rama por rama. Mi alumno me explica que en Mali no hay viejos como aquí y que a los cincuenta y tantos el personal ya está bastante cascado. Mi alumno habla con naturalidad de la asfixiante escasez de su casa, de la decisión de separarse de los suyos en busca de una bocanada de futuro.

Cuando ya estamos a punto de terminar mi alumno me dice que busque en Internet la palabra «Kidal». Me entero de que Kidal es una región conflictiva del norte de Mali, una zona dominada con el beneplácito de Francia por el MNLA, un ejército independentista tuareg. Mi alumno me relata con naturalidad el momento crucial en el que, montado en una camioneta camino de Argelia, creyó que iba a morir asesinado por un miembro de esta organización. A pesar de que los soldados del ejército de Mali les advirtieron del peligro de caer en una emboscada, decidieron continuar el incierto viaje a fuerza de desesperación. Y se encontraron con los rebeldes: la metralleta a la altura de la cara, los malos hablándose entre ellos –tal vez alguna carcajada sórdida–, el poco dinero guardado que se esfuma para salvar el pellejo, el alivio y la rabia y la pena de quedarse sin nada.

Mi alumno nunca se pone intenso. Lo cuenta todo con una sonrisa que debe de brotar de un fondo muy puro. Pese a tener toda la vida por delante, a veces parece estar muy cansado. Tiene piso hasta el veintialgo de mayo. Luego ya veremos. Suena el timbre. Acaba la clase. Me despido de mi alumno. Debería haberle dado las gracias por la lección de hoy.

RAÚL ÁVILA

Raúl Ávila

Raúl Ávila es profesor de Lengua castellana y Literatura en el IES Galileo Galilei de Córdoba, donde se encarga también de la biblioteca, y colabora con asiduidad en el Diario Córdoba como articulista. Atiende a alumnado inmigrante que está en proceso de integración lingüística en nuestro país.

El texto de esta semana es una columna escrita el 25 de abril de este año por un profesor comprometido y enamorado de su trabajo, que es capaz de aprender cada día de sus alumnos. Nos expresa de manera muy desnuda y emotiva la desesperación de quien tiene que jugarse la vida para buscar un horizonte más amplio en un país desconocido. Un testimonio de primera mano que pone el dedo en la llaga sobre un problema deberíamos tener más presente y que olvidamos con demasiada frecuencia. 

Os invitamos a ver otros testimonios de algunos inmigrantes en este vídeo:

https://elpais.com/internacional/2017/02/23/actualidad/1487863298_071584.html

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LO QUE QUIERO AHORA

Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.

Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.

Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.

Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila. También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Solo quiero eso. Casi nada. O todo.

ÁNGELES CASO

Ángeles Caso nació en Gijón en 1959. Licenciada en Historia del Arte, también estudió danza, teatro y música. Ha trabajado como periodista en diversos medios, pero se siente más comunicadora. Desde 1995 se dedica a la Literatura, alternando novela, ensayo, biografía, guiones de cine y traducción del francés, inglés, italiano y portugués. En sus artículos reflexiona sobre la vida, en permanente compromiso con la realidad, prestando su voz a los que no son escuchados. Entre sus novelas destacan Un largo silencio (Premio Fernando Lara en 2000) y Contra el viento (Premio Planeta en 2009). Actualmente prepara un volumen dedicado a las mujeres artistas desconocidas, titulado Grandes maestras, que se incluirá en la colección Ellas mismas, que viene publicando la editorial La esfera de los libros

El artículo que publicamos apareció en el diario La Vanguardia en 2012. Nos parece una inteligente reflexión sobre lo más importante de la vida. 

Os invitamos a ver la siguiente entrevista con la autora.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario