La muerte madrina

Laura Carrillo Siles, alumna de 4º C, nos propone este cuento y nos explica:

Si hay algún libro que seguro te va a gustar, ese es el de Cuentos al amor de la lumbre, de A.R. Almodóvar. Uno de los más originales, según mi opinión, es el que puedes leer en la pausa de hoy: ”La Muerte Madrina”. En este cuento se nos presenta la muerte como una misteriosa madrina que ofrece a su ahijado un don, el de ser el mejor médico y curar pero… siempre y cuando ella, la muerte, no esté a los pies del enfermo… Mejor te dejo que seas tú quien disfrutes de esta historia.

Érase una vez un jornalero tan pobre que no sabía a quién convidar de padrino para bautizar a su hijo.

Salió un día al camino dispuesto a convidar al primero que pasara, pero, cansado todo el día de esperar sin que pasase nadie, se volvió triste a su casa. Por el camino se encontró a la muerte, que le preguntó por su desgracia. Esta, tras oír la historia del jornalero, se ofreció a apadrinar al niño.

– Bueno, no se apure usted, que yo se lo sacaré de pila, lo cuidaré y hasta le daré estudios de médico. Ya tengo muchos ahijados y están muy contentos de serlo.

Así, fueron y bautizaron al niño, y cuando ya se hizo médico, se le presentó la muerte y le dijo :

-Con esta hierba sanarás a los que tú quieras, por muy enfermos que estén. Nada más la pongas en sus labios, se recuperarán. Pero, ¡ojo!, si al visitar al enfermo me ves a mí en la cabecera de la cama, dirás que tiene remedio y podrás curarlo; sin embargo, si me encuentras en los pies…no intentes nada porque a ese ya le toca.

Obedeciendo a su madrina llegó a ser el mejor médico del país.

Pero llego el día en el que lo llamaron a curar a un noble comerciante, que le ofreció grandes sumas de dinero, y la muerte lo esperaba a los pies de la cama. Haciendo caso omiso de su consejo, curó al paciente y al volver a su casa se encontró en la puerta a la muerte.

– Eres un mal ahijado, pero esta vez te perdono. Recuerda mis consejos: si estoy a sus pies no puedes hacer nada por él.

Pasó el tiempo y al muchacho le prometieron una gran suma si lograba curar a la hija de un conde y, haciendo caso omiso de las señales de la muerte, la curó, dejando patidifusa a la muerte en los pies de la cama.

– Ya me lo has hecho dos veces, la próxima te tocará a ti.

La hija del rey se puso muy enferma y todos la daban ya por muerta. El rey prometió la mano de su hija a quien fuera capaz de curarla…y el muchacho estaba prendado de ella…Y una vez más, hizo caso omiso a la muerte y la salvó para llevarla al altar.

Pero la noche de bodas la muerte apareció a los pies de su cama.

– Esta sí que no te la perdono. Él se puso a llorar y a suplicarle que le dejase tiempo para estar con su amada princesa y la muerte lo llevó a una sala con miles de velas de todos los tamaños.

La muerte le dijo:

-A ver si tienes suerte y adivinas cuál corresponde a la vela del tiempo que queda de tu vida. Esas enormes son la de los recién nacidos y las más pequeñas la de los ancianos y los enfermos…

-Es esta -señaló el joven a una mediana.

La muerte negó con la cabeza. Y lo mismo hizo con otra que señalaba y con otra más pequeña.

Así fue llegando a una pequeñita …

-¿Es ésta?

Y solo con el aliento de su voz se apagó y allí quedó muerto.

 POPULAR ANDALUZ

 Fotografía de Antonio Rodríguez Almodóvar

Antonio Rodríguez Almodóvar (Alcalá de Guadaira, Sevilla, 1941) es autor de más de treinta libros, entre ellos numerosos cuentos y relatos infantiles y juveniles. También es novelista, poeta, guionista de televisión y autor dramático. De muy joven fue marino mercante. Inició en Madrid la especialidad de Filosofía Pura, pero acabó licenciándose en Sevilla en Filología Moderna en 1969. Es Catedrático de Lengua y Literatura Española. De sus libros publicados destacan los que derivan de una prolongada e intensa dedicación al estudio y recuperación de los cuentos populares españoles. Entre los galardones recibidos destaca el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, 2005 por El bosque de los sueños; Premio Internacional Infanta Elena de Narrativa Juvenil, por su novela Un lugar parecido al paraíso (Barcelona, Labor, 1991; y varias ediciones posteriores en Algaida, Sevilla), Premio Ateneo de Sevilla de relatos 2004, por El hombre que se volvió relativo, relatos para adultos. Una de sus obras más conocidas, Cuentos al amor de la lumbre, I y II, recibió el Premio Nacional de Literatura en l985  al libro mejor editado por  “el mejor conjunto de elementos en un libro”.

La versión que publicamos aquí de La muerte madrina no es exactamente la que aparece en los Cuentos al amor de la lumbre, aunque sí se trata de una de las múltiples variantes populares del cuento. Remitimos a esta entrañable e interesantísima recopilación, realizada por uno de los más importantes estudiosos de la literatura popular andaluza, si queremos adentrarnos en un mundo de fantasía y a la vez crueldad donde se recoge el saber de muchos años, a punto de ser devorado por la sociedad moderna, sin tiempo para contar ni escuchar los relatos de los mayores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La muerte madrina

  1. Rulo dijo:

    Este es un cuento de los Hermanos Grimm¡¡¡

  2. Douglas Cruz Castillo dijo:

    ciertamente es un cuento de los hermanos Grimm!!

  3. Este relato es producto de la tradición germana, aparece como uno de los cuentos infantiles de los Hermanos Grimm, escrito en base a la crónica popular, así que son validas diversas versiones. Pierrot.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s