EL POETA PIDE A SU AMOR QUE LE ESCRIBA

Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal, la piedra inerte
ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí, rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena, pues, de palabras mi locura
o déjame vivir en mi serena noche
del alma para siempre oscura.

FEDERICO GARCÍA LORCA

Federico García Lorca nació en Fuentevaqueros (Granada) en 1898 y murió fusilado en 1936 en un lugar indeterminado entre Víznar y Alfacar, cerca de su ciudad natal. Es uno de los miembros más destacados de la Generación del 27 cuyo genio creador brilla en sus poemas (Romancero gitano, Poeta en Nueva York) y en sus dramas (Bodas de sangre, La casa de Bernarda Alba). Participó en las Misiones Pedagógicas impulsadas por el gobierno de la República y llevó el teatro clásico a los pueblos con su compañía de teatro universitario La Barraca. Su temprana e injusta muerte lo situó entre los mitos de la literatura universal. Su obra, llena de símbolos y de imágenes vanguardistas, pero muy influida también por la poesía clásica y tradicional española, es una de las cimas de nuestra literatura. Se le considera el poeta español más influyente del siglo XX.

Para comenzar el segundo año de nuestra Pausa Semanal, hemos decidido proponer un texto de Lorca, de cuya trágica muerte se ha conmemorado el 75 aniversario el 18 de agosto pasado. Se trata de uno de los Sonetos del amor oscuro, obra publicada póstumamente y quizá de las menos conocidas de este autor. En este poema se muestran con fuerza las características apuntadas anteriormente: la influencia de la literatura clásica en la estructura del soneto o en las referencias a la literatura mística del siglo XVI, junto a la potencia de las imágenes vanguardistas, lo que confiere a la Generación del 27 y a la obra de nuestro autor su originalidad y su sello más personal. Queremos recordar, por encima de los mitos y los odios, la fuerza y la belleza de su poesía.

Podéis escuchar la versión de este poema cantada por Amancio Prada en el siguiente vídeo:

Para saber un poco más de este autor, os insertamos un vídeo de 5 minutos de duración.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s