LOS HIJOS

 

… Y una mujer que estrecha una criatura contra su seno se acercó y dijo: “Háblanos de los hijos.”

Y Él respondió:

“Vuestros hijos no son vuestros hijos. Son los hijos y las hijas del anhelo de la Vida, ansiosa por perpetuarse. Por medio de vosotros se conciben, mas no de vosotros. Y aunque estén a vuestro lado, no os pertenecen.

Podéis darles vuestro amor; no vuestros pensamientos: porque ellos tienen sus propios pensamientos.

Podéis albergar sus cuerpos, no sus almas: porque sus almas habitan en la casa del futuro, cerrada para vosotros, cerrada incluso para vuestros sueños.

Podéis esforzaros por ser como ellos, mas no tratéis de hacerlos como vosotros: porque la vida no retrocede ni se detiene en el ayer.

Sois el arco desde el que vuestros hijos son disparados como flechas vivientes hacia lo lejos.

El Arquero es quien ve el blanco en el camino del infinito, y quien os doblega con Su Poder para que Su flecha vaya rauda y lejos. Dejad que vuestra tensión en manos del Arquero se moldee alegremente. Porque así como Él ama la flecha que vuela, así ama también el arco que se tensa”.

                                                                    GIBRÁN JALIL GIBRÁN

Gibrán Jalil Gibrán (جبران خليل جبران بن ميخائل بن سعد Ŷibrān Jalīl Ŷibrān ibn Mijā’īl ibn Sa’d era su nombre completo en árabe) fue un poeta, pintor, novelista y ensayista libanés nacido en Bisharri, Líbano, el 6 de enero de 1883 y fallecido el 10 de abril de 1931 en Nueva York. La ortografía de su nombre más conocida procede de la transcripción inglesa del original árabe. La transliteración correcta en español más utilizada en publicaciones especializadas es Yibrán Jalil Yibrán o Yubrán Jalil Yubrán. Autor de culto para generaciones posteriores, sus obras más conocidas e influyentes son El profeta, El loco y El precursor. En su estilo, aparentemente sencillo, destacan sus sentencias profundas y luminosas que encierran reflexiones de gran complejidad.

Sebastián Muriel, desde su dorado retiro y su experiencia docente, nos propone este texto por las siguientes razones:

Estas vibrantes y sonoras palabras siempre me llamaron la atención. Para mí han sido referencia en la educación de mis hijos y de mis alumnos. Son palabras casi eternas que forman parte del patrimonio de la humanidad aunque nadie las haya declarado así. Su profundidad es inmensa como el Universo lo es. Son párrafos que encierran enormes verdades. Reflexionarlas y asimilarlas conducen a una satisfactoria relación con nuestros hijos de respeto y libertad. Por cierto, también son de gran ayuda para que ellos logren cierta madurez en sus actos y en sus mentes.

Sebastián nos propone también el siguiente vídeo, en el que acompañan imágenes al texto:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LOS HIJOS

  1. María Victoria dijo:

    El otro día mientras caminaba por el pasillo me encontré este texto por casualidad pegado en un corcho y he de confesar que aunque tenía prisa no pude resistir la tentación de leerlo. Me encantó. Y es simplemente maravilloso. Ojalá todos los padres comprendieran lo que se dice en él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s