DÍA DE LAS CANDELAS

Sé en mi vida que he amado y sé también que me han amado, pero ello ha ocurrido en líneas melódicas dispersas, a destiempo, como en una composición llena de disonancias y extravíos. Todo nos conduce a la solitariedad. Me causa tristeza esta conciencia. En realidad, llevo ya años con esta melancolía, este correr del tiempo que va dejando atrás personas, paisajes, vivencias, como en una fotografía movida, desenfocada. Lucho contra ello escribiendo, viajando, sonriendo con los dientes apretados. A veces me pesa el cuerpo, me gustaría desintegrarme poco a poco, como gas, sin dejar rastro, sin dejar dolor en nadie, como un puñado de palabras sin decir.

Qué difícil es querer, qué difícil es que alguien nos quiera; qué difícil es que nada importe y que todo sea amor, como un mundo; qué difícil es que todo en el otro nos parezca venerable, apacible, santuario; qué difícil portar siempre una candela entre las manos.

ANA DE LA ROBLA.

Ana de la Robla es historiadora, filóloga y poeta. Ha publicado trabajos especializados y varias traducciones de epigrafía y retórica latinas. Ha impartido conferencias y lecturas en diversas universidades e instituciones culturales españolas y extranjeras. Colabora regularmente en diversos medios de prensa realizando crítica literaria, musical y de artes plásticas. Dirige en Santander la Revista de Cultura QVORVM y mantiene en la web dos bitácoras de tema cultural y literario: Hablemos de Victorias y El Pozo y el Péndulo. Ha sido Asesora Cultural en la Universidad de Cádiz. En la actualidad es Directora del Aula de Letras de la Universidad de Cantabria, desde donde lleva a cabo la programación cultural de esta institución. Como poeta, ha publicado los libros La propia habitación (2010) La última palabra (2009), Acción de gracias (2006), Naturaleza muerta (2000), La sombra sostenida (1997) y Reloj de agua (1995). 

El pasado día 2 de febrero se celebró el día de la Candelaria. Mª Luisa Centella, conserje de nuestro centro y seguidora de la Pausa Semanal, nos ha propuesto esta poética reflexión de Ana de la Robla:

Con este texto de Ana de la Robla podemos celebrar hoy el día de las Candelas, y quizás también el día de los enamorados, que tanto disfrutan  los alumnos.

Como complemento, incluimos un breve poema de Ana de la Robla con una ilustración de José Manuel Navia.

Se busca

Algo. Aún no sé qué.

Entretanto, escrutando oscuridad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a DÍA DE LAS CANDELAS

  1. Ana de la Robla dijo:

    ¡¡Qué placer verme por aquí, querida Luisa!! Ha sido un auténtico regalo. Mil gracias por tu generosidad.

  2. Ana de la Robla dijo:

    Además, recuerdo Córdoba con muchísimo cariño. Allí conocí a un par de personas estupendas hace algunos años y la ciudad es maravillosa. (Y comí unas berenjenas de escándalo, aparte de ver la bellísima inscripción latina de El Caballo Rojo). Besos.

  3. Luisa dijo:

    No hay de qué estimada Ana, es muy fácil rendirse ante tus textos.
    Cierto es, Córdoba es de cine:

    “En el día de las candelas, en Córdoba entra el sol por las callejuelas”.
    Besos siempre.

  4. Luisa dijo:

    Ana, por aquí ha sorprendido que hayas comentado en el blog, y se agradece.
    ¡Tu humildad te engrandece aún más!

  5. fan dijo:

    Una gozada y un sentimiento estremecedor a la vez, me ha producido el volver a leer a Ana.
    A pesar de pasar el tiempo (aunque el tiempo no pasa, somos nosotros los que pasamos) hay momentos en nuestras vidas que no se olvidan jamás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s