JUBILACIÓN

image001

¿Qué hacer ahora, a las diez de la mañana, sabiendo que ya forma parte del ejército de pasivos?

La jubilación. Uno llama, le dan cita para una fecha y una hora, y sorprendentemente para lo que solemos pensar de la eficacia de la Administración, suena un timbrecito y aparece en una pantalla la clave que le han dado para ser atendido. A la hora anunciada.

El funcionario tiene dos cualidades importantes: es amable y conoce su trabajo. En pocos minutos, todas las dudas quedan resueltas sin tener que aportar ningún papel. Basta con el DNI. De lo demás se encarga el señor que te atiende, ayudado por un sistema informático potente y exacto.

Y sale uno del llamado centro de contacto con la sentencia en la mano: dentro de un mes estará jubilado y comenzará a cobrar la prestación correspondiente en el banco que prefiera.

El cálido aire de este otoño tardío besa la cara del protagonista. ¿Qué hacer ahora, a las diez de la mañana sabiendo que ya forma parte del ejército de pasivos? Pues tomar un café y dar una vuelta por el Retiro.

Sin darse cuenta, el protagonista de la historia atenúa la velocidad habitual de su marcha y se coge las manos por la espalda. Pasea con la cabeza algo gacha y se deleita con el sabor de un café, poco tostado por una vez, en una terraza. El tiempo ha cambiado de ritmo. Discurre de otra manera, como si temiera asustar al recién llegado al estatus de la tercera edad. Es una situación amable. Bueno, al menos lo es durante la primera hora.

¿Qué va a ser lo que viene luego? Uno se nota con fuerzas, con la cabeza despejada, incluso con proyectos que no incluyen bailar con el Imserso ni pasar fines de semana en Port Aventura. Ni siquiera hay nietos de por medio. Una honda sensación de paz penetra hasta los huesos.

Al que me llame yayoflauta le parto la cara.

 JORGE MARTÍNEZ REVERTE, El País, 26 de septiembre de 2013

947263

Jorge Martínez Reverte nació en Madrid en 1948.Es periodista, documentalista, novelista e historiador. Como periodista ha trabajado en medios como Cambio16, La Calle, El Periódico de Cataluña, Televisión Española y El País. Fue premiado en 2009 con el Premio Ortega y Gasset por su reportaje “Una muerte digna”.

Como documentalista, ha dirigido, entre otros La forja de un demócrata, sobre Dionisio Ridruejo, Conchita Piquer, La batalla del Ebro o Corazones de hielo, sobre las víctimas en el País Vasco. Su documental Yoyes obtuvo la Ninfa de Plata en el Festival de Montecarlo de 1989.

Como novelista, ha publicado una decena de otras, entre las que se encuentran las de la saga del periodista Julio Gálvez.

Desde 2001 ha publicado libros de ensayo históricos con gran éxito de crítica y ventas: Hijos de la guerraSoldado de poca fortunaLa batalla del Ebro, La batalla de Madrid, La caída de Cataluña (premio Terenci Moix al mejor ensayo internacional de 2006), La furia y el silencioEl arte de matarLa División Azul.

Es año de jubilaciones. Algunos de nuestros compañeros y compañeras cierran este curso un largo ciclo laboral al que empiezan a sonarle sus últimas notas. Atrás quedan años de desvelos, de ilusión, de evaluaciones,  de claustros y de temibles horarios de septiembre que, como las golondrinas de Bécquer, no volverán. 

Dejarán atrás el ritmo vertiginoso y frenético del quehacer diario, para sumergirse en otro tempo marcado por otros ritmos, que harán  posible  una nueva manera de encarar la mañana. Colgarán el maletín, perderán el bolígrafo rojo y sus manos asirán otro equipaje igualmente lleno de proyectos y de ilusión, con esa “honda sensación de paz” que describe Jorge Martínez Reverte en esta preciosa columna.

El próximo día 12 empezamos  a decir adiós y en nuestro  adiós ya va implícita una  bienvenida. Mucha suerte, queridos compañeros.

CRISTINA CASTILLA

Hoy, 5 de octubre, día del docente, Rafael Jiménez Álvarez nos felicita con este vídeo:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a JUBILACIÓN

  1. franca dijo:

    Gloria: me dió Antonio la alegría de que seguiáis con Pausa Semanal- Os habéis estrenado con un tema maravilloso que ha sido una delicia seguirlo. Enhorabuena y felicidades a los jubilados.
    Es otra etapa en la que como en todas se pueden encontrar las mejores experiencias. Ya ves, yo tengo 75 tacos, y este verano he dado una conferencia sobre Isabel la Católica en Madrigal
    . Estoy en deuda contigo, tengo que enviarte el poema que le publiqué a Emilio cuando cumplimos las bodas de oro. Bueno, esto lo que es, es una carta para tí. No me he podido resistir cuando he entrado en la Pausa .
    A Martínez Reverte le digo que lo de ser abuelo es una cosa, pero ¿yayo?…Y que de escribir no se jubilará mientras viva, aunque tenga que ir mas al médico. Pero sale todo lo bueno y bello que has cocido dentro, para compartirlo. Y se es lo mismo de feliz. A cada cosa la suya
    El video, una delicia. Enhorabuena de nuevo.
    Franca López Figueroa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s