CIEN AÑOS DE ETERNIDAD

       

        Macondo era ya un pavoroso remolino de polvo y escombros centrifugado por la cólera del huracán bíblico, cuando Aureliano saltó once páginas para no perder el tiempo en hechos demasiado conocidos, y empezó a descifrar el instante que estaba viviendo, descifrándolo a medida que lo vivía, profetizándose a sí mismo en el acto de descifrar la última página de los pergaminos, como si se estuviera viendo en un espejo hablado. Entonces dio otro salto para anticiparse a las predicciones y averiguar la fecha y las circunstancias de su muerte. Sin embargo, antes de llegar al verso final ya había comprendido que no saldría jamás de ese cuarto, pues estaba previsto que la ciudad de los espejos (o de los espejismos) sería arrasada por el viento y desterrada de la memoria de los hombres en el instante en que Aureliano Babilonia acabara de descifrar los pergaminos, y que todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre, porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.

 GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, Cien años de soledad

GABO 2 copiaCaricatura de Antonio Povedano Marrugat

        Gabriel José de la Concordia García Márquez (Aracataca, Colombia, 1927-México, 2014), escritor, novelista, cuentista, guionista, editor y periodista recientemente desaparecido, recibió el Premio Nobel de Literatura en 1982. Conocido por sus amigos como Gabo, es el creador del “realismo mágico”. Su primera obra, la más conocida, es Cien años de soledad, historia mítica situada en Macondo, un lugar imaginario que corresponde a cualquier ciudad sudamericana, en la que se narra la historia de una familia a lo largo de un siglo, fundiendo la realidad con la fantasía, con un trasfondo de crítica social. Comenzó como periodista, oficio en el que destacó por la serie de artículos titulados Relato de un náufrago. Otras de sus obras son El amor en los tiempos del cólera, su favorita, La hojarasca, El coronel no tiene quien le escriba, Crónica de una muerte anunciada y El otoño del patriarca. Entre sus cuentos destaca La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada. También publicó sus memorias, Vivir para contarla. Desde 1999 luchaba contra un cáncer linfático. Su amistad con Fidel Castro provocó controversia a lo largo de toda su vida, así como su desencuentro, después de una amistad juvenil, con Vargas Llosa.

         Cristina Castilla nos envía el texto anterior, con el que conmemoramos el Día del Libro y la muerte de García Márquez. Este es su comentario:

        Después de los numerosos,  merecidos y hasta empalagosos homenajes y reconocimientos, que desde todos los ámbitos se han rendido en los últimos días  a uno de los mejores escritores de nuestra literatura, queremos aportar nuestro particular reconocimiento al autor de Cien años de soledad.

         La novela encierra una metáfora con múltiples interpretaciones y un particular tratamiento del tiempo que, desde el primer párrafo,  ha  sido analizado y comentado hasta la saciedad por críticos y lectores. Nosotros, sin embargo, queremos destacar la grandeza del cierre de la obra, ese último párrafo que marca  el final de un universo narrativo que el autor no sabe definir si de espejos o de espejismos, de mundos que se repiten o que se escapan de los anclajes de una realidad mítica, que da el portazo definitivo a la memoria de un mundo que se desintegra, porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.

En el siguiente vídeo podéis conocer más sobre este autor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s