MARÍA ENCADENADA

 

     

 

                                   (A una niña, mientras
                                   le taladran los oídos.)

Llora, pequeña.
Te están circuncidando la belleza, llora,
tus tenues agujeros de esclava
pregonarán tu rol desde la sangre.
Te están atando al oro
para que no recuerdes
ni voluntad ni inteligencia,
para que seas eternamente la muñeca
presa de adornos y miradas.
Tus dos pétalos de rosa taladrados
son el primer dolor de tu recuerdo, llora,
te espera una isla de vestidos
donde cada deseo te mojará las alas.
Un paraíso de espejos,
de tules y de encajes
te da la bienvenida,
tu mañana tendrá el color del maquillaje.
Los focos, las joyas y las fiestas
con sus mil tentáculos
matarán tu tiempo atenazado.
Sonreirás
la sumisión standard que te marquen
en el mundo consumo de los sexos.

JUANA CASTRO

Juana Castro nació en Villanueva de Córdoba en 1945. Es profesora de Educación infantil y miembro de la Real Academia de Córdoba. Comenzó su carrera poética relacionándose con el grupo Zubia de poetas cordobeses. Colabora en diversos medios como articulista y crítica literaria. También ha traducido poesía italiana y ha escrito relatos y ensayos. Ha obtenido importantes reconocimientos por su obra, como el Premio Juan Ramón Jiménez por Arte de cetrería en 1989, el XI Premio Carmen Conde por No temerás en 1994, el Premio San Juan de la Cruz por El extranjero, el premio de la crítica en 2011 por Cartas de Enero, el premio Carmen de Burgos por sus artículos periodístico o el premio del Instituto de la Mujer en 1984 y el premio Meridiana del Instituto Andaluz de la Mujer en 1998. Algunos de sus poemarios son Cóncava mujer, Del dolor y las alas, Narcisia, Alta traición, Alada mía, Del color de los ríos y Cartas de Enero.  Su obra es una de las más personales y de más calidad de la poesía contemporánea. En ella, Juana dedica siempre unos versos a la mujer, como en el poema que hemos elegido, oscilando entre la voz crítica, satírica a veces, y el tono trascendental.

Para conmemorar el Día internacional de la Mujer, publicamos un duro poema de denuncia de Juana Castro en el que advierte a una recién nacida del mundo que va a encontrar.

En este vídeo la autora recita otro de sus poemas de corte feminista.

http://es.video.search.yahoo.com/video/play;_ylt=A2KLqIhPR_JU3C4AGOO..Qt.;_ylu=X3oDMTByYXI3cnIwBHNlYwNzcgRzbGsDdmlkBHZ0aWQDBGdwb3MDNA–?p=juana+castro+poemas&vid=3037fcd55c7e464995176e019fc2fbdb&l=1%3A36&turl=http%3A%2F%2Fts1.mm.bing.net%2Fth%3Fid%3DVN.608020614851331640%26pid%3D15.1&rurl=https%3A%2F%2Fwww.youtube.com%2Fwatch%3Fv%3DfatpV6yEomg&tit=Juana+castro+violencia&c=3&sigr=11bhsrhe6&sigt=10mes1pvn&sigi=11rp7ucmb&age=1232571654&fr2=p%3As%2Cv%3Av&fr=chr-greentree_ie&tt=b

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a MARÍA ENCADENADA

  1. Franca dijo:

    Creo que el tema de tu poema está distorsionado. Debías llamar la atención a la naturaleza, que hizo este orden de cosas. A las mujeres ” que quieren”, les traspasan las orejas, no los oídos y si hubiera que predecir el destino de un varón….pues a lo mejor saldría malparado, pues en este mundo de decepciones, las mujeres al menos disfrutamos de la maternidad (lo digo , en conjunto).
    Me gusta tu poesía Juana siempre, la conozco.. Soy la mujer de Emilio Ruiz Parra.
    Creo que hay que pedir libertad siendo consciente de lo que se pide.
    La mujer es mujer, mes a mes. El varón, el Rey de la colmena.
    Después, las medidas.
    Un beso- Fraanca López Figueroa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s