ELLA AMARÁ A OTRO HOMBRE

 

 

 

Ella amará a otro hombre.

Yo voy lejos, andando hacia el olvido.

Y puede suceder que alguien me nombre,

pero ella fingirá no haber oído.

 

Ella amará a otro hombre:

el tiempo pasa y el amor finaliza,

y es natural que lo que fue una brasa

acabe convirtiéndose en ceniza.

 

Aunque nadie lo quiera,

envejecen las vidas y las cosas,

y es natural también que en primavera

los rosales den rosas.

 

Es natural. Por eso,

ella amará a otro hombre, y está bien.

No sé si ya olvidó mi último beso,

ni me importa con quién.

 

Pero quizás, un día,

oyendo una canción,

sentirá que esa vieja melodía

le cambia el ritmo de su corazón.

 

O será algún vestido

que yo le conocí,

o el olor del jardín cuando ha llovido,

pero algún día ha de pensar en mí.

 

O puede ser un gesto,

un modo de mirar,

o ciertas calles, o un botón mal puesto,

o una hoja seca que voló al azar.

 

Y de alguna manera

tendrá que recordarme, sin querer,

escuchando unos pasos en la acera

como los míos al atardecer.

 

Será en algún momento,

no importa cuándo o dónde, aquí o allá,

porque el amor, por parecerse al viento,

parece que se ha ido y no se va.

 

Y si en ese momento ella suspira

y él pregunta por qué,

le tendrá que inventar una mentira

para que nunca sepa por qué fue.

 

Y él no verá esa huella,

eso tan mío en lo que ya perdí;

y, aunque la pueda amar más que yo a ella,

ella no podrá amarlo más que a mí..!

 

JOSÉ ÁNGEL BUESA

José Ángel Buesa nació en Cuba en 1910 y murió en República Dominicana en 1982. Su vocación por la poesía despertó cuando era un niño. La segunda parte de su vida la vivió en un exilio que lo llevó a Europa y acabó en Santo Domingo, donde pasó sus últimos días en una cátedra en la universidad. Buesa publicó casi dos decenas de poemarios, entre los que destacan los títulos La fuga de las horas, La vejez de Don Juan, Lamentaciones de Proteo y Poemas en la arena. A pesar de que sus obras hayan sido traducidas a varios idiomas, y de que gozó rápidamente de una gran popularidad, no siempre la crítica le ha sido favorable.

Este poema ha sido propuesto por María García López, alumna de 2º de Bachillerato. Ella explica:

José Ángel Buesa es un poeta romántico, hasta el punto de que se le ha llamado el “poeta enamorado”. Su popularidad se debe en gran parte a la claridad y profunda sensibilidad que se aprecian en sus versos, a una melodía extraordinaria que provoca un deleite para el corazón. El único fallo inapelable contra un poema es el olvido; y, en realidad, un poema pertenece tanto a quien lo ha leído y lo recuerda como a aquel que lo escribió.

Podéis escuchar este poema recitado en el vídeo que nos ha enviado María García.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s