¡HABRÁ POESÍA!

 

 RIMA IV 

No digáis que, agotado su tesoro, 
de asuntos falta, enmudeció la lira; 
podrá no haber poetas; pero siempre 
habrá poesía. 

Mientras las ondas de la luz al beso 
palpiten encendidas, 
mientras el sol las desgarradas nubes 
de fuego y oro vista, 
mientras el aire en su regazo lleve 
perfumes y armonías, 
mientras haya en el mundo primavera, 
¡habrá poesía! 

Mientras la ciencia a descubrir no alcance 
las fuentes de la vida, 
y en el mar o en el cielo haya un abismo 
que al cálculo resista, 
mientras la humanidad siempre avanzando 
no sepa a do camina, 
mientras haya un misterio para el hombre, 
¡habrá poesía! 

Mientras se sienta que se ríe el alma, 
sin que los labios rían; 
mientras se llore, sin que el llanto acuda 
a nublar la pupila; 
mientras el corazón y la cabeza 
batallando prosigan, 
mientras haya esperanzas y recuerdos, 
¡habrá poesía! 

Mientras haya unos ojos que reflejen 
los ojos que los miran, 
mientras responda el labio suspirando 
al labio que suspira, 
mientras sentirse puedan en un beso 
dos almas confundidas, 
mientras exista una mujer hermosa, 
¡habrá poesía!

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida (Sevilla, 1836-Madrid, 1870) adoptó su nombre literario de un antepasado flamenco. Su vida fue una sucesión de desgracias: su temprana orfandad, su matrimonio fallido, el escaso reconocimiento de su obra mientras vivió, sus penurias económicas, la tuberculosis, que lo limitó durante gran parte de su corta existencia… Sin embargo, hoy es uno de los escritores españoles más conocidos y más influyentes entre la juventud, e inspiró a grandes autores, como Juan Ramón Jiménez o los poetas del 27. Sus famosas Rimas nunca fueron publicadas en un volumen en vida del autor, pues el manuscrito, conocido como “El libro de los gorriones” se perdió en el asalto a la vivienda del Presidente del Consejo de Ministros, Luis González Bravo, cuando huyó de Madrid a causa de la Revolución de 1868. Los amigos del poeta, Augusto Ferrán y Ramón Rodríguez Correa, rescataron las rimas de los periódicos en los que fueron apareciendo y así las conocemos, ordenadas por temas: la poesía, el amor ilusionado, el desengaño y la soledad sin esperanza. Pero acaba de aparecer una nueva edición titulada Rimas. Leyendas y relatos orientales, publicada por la Fundación José Manuel Lara y preparada por dos de los mayores especialistas en el autor, María del Pilar Palomo y Jesús Rubio Jiménez, que viene a defender la modernidad de un escritor distorsionado por su leyenda, cuya obra en realidad está llena de luz.

Esta semana queremos celebrar el Día Mundial de la poesía, el 21 de marzo, con una de las rimas de Bécquer dedicadas a ella. Como el autor afirma, la poesía existirá siempre, igual que el mismo Bécquer seguirá inspirando a nuevos poetas.

En el siguiente vídeo podéis oír recitada otra de sus rimas sobre el tema. En este caso,  trata sobre la inspiración:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s