LA FUNCIÓN DEL LECTOR/1

 

Cuando Lucía Peláez era muy niña, leyó una novela a escondidas. La leyó a pedacitos, noche tras noche, ocultándola bajo la almohada. Ella la había robado de la biblioteca de cedro donde el tío guardaba sus libros preferidos.

Mucho caminó Lucía después, mientras pasaban los años. En busca de fantasmas, caminó por los farallones sobre el río Antioquía, y en busca de gente caminó por las calles de las ciudades violentas.

Mucho caminó Lucía, y a lo largo de su viaje iba siempre acompañada por los ecos de los ecos de aquellas lejanas voces que ella había escuchado, con sus ojos, en la infancia.

Lucía ya no ha vuelto a leer ese libro. Ya no lo reconocería. Tanto lo ha crecido adentro que ahora es otro, ahora es suyo.

EDUARDO GALEANO

Eduardo Galeano nació en Montevideo, Uruguay, en 1940, y acaba de fallecer el 13 de abril de 2015 a causa de un cáncer de pulmón que padecía desde 2007. Fue periodista y escritor. Durante el golpe de Estado del 27 de junio de 1973, Galeano fue encarcelado y obligado a abandonar Uruguay, por lo que marchó a Argentina, donde editó la revista cultural Crisis. Su compromiso personal y político lo llevó a apoyar la candidatura de Tabaré Vázquez en su país, en 2004. Entre sus libros más conocidos están Las venas abiertas de América latina (1971) y Memoria del fuego (1986). Este fragmento pertenece a El libro de los abrazos (1989).  Sus obras, lejos de ceñirse a los géneros literarios habituales, combinan documental, ficción, periodismo, análisis político e historia.

Queremos celebrar el Día del libro recordando a este escritor, recientemente fallecido, con un texto que nos recuerda que somos también lo que hemos leído y en el que se reafirma el enorme potencial de la lectura para cambiar a las personas, algo que suscribimos desde este blog y desde nuestra experiencia docente año tras año.

Como regalo del Día del libro, os ofrecemos en pdf algunos de los más importantes de este autor:

Bocas del tiempo

El libro de los abrazos

Espejos

Las palabras andantes

Las venas abiertas de América Latina

Memoria del fuego, I. Los nacimientos

Memoria del fuego, II. Las caras y las máscaras

Memoria del fuego, III, El siglo del viento

Patas arriba

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA FUNCIÓN DEL LECTOR/1

  1. Carmen Jurado Gómez dijo:

    Muchas gracias por este y por todos los regalos semanales que nos hacéis desde el instituto Medina Azahara.
    ¡Feliz semana libresca también para vosotros, Gloria!
    Y, sobre todo, muchas felicidades por todos y cada uno de los actos que habéis preparado para conmemorar el cuarto de siglo que nos une. Habéis conseguido que nos sintamos, de nuevo, como antes, como siempre, en casa.
    ¡Felicidades, compañeros y compañeras!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s