LA GRAN AVENTURA DE LA LITERATURA

[…] He buscado en la aventura de otros la aventura propia, experiencias que desde luego me hubiera gustado vivir. Muchos de los personajes históricos que aparecen en mis novelas son personajes que de alguna manera me habría gustado encarnar, no solo buenos, sino malos personajes también en lo que representa vivir un poco en los límites, más allá de los límites, rompiendo los límites. Es un tipo de personaje que siempre me ha fascinado en la literatura y desde luego en mis propios personajes hay un eco de esa actitud. Pero la gran aventura de mi vida ha sido la literatura, sin ninguna duda, no solo lo que he escrito, sino lo que he leído. La lectura, experiencia fundamental para mí, me ha hecho vivir de una manera maravillosa, y por eso veo con cierta angustia la posibilidad de que la lectura pudiera ir, no desapareciendo, pero sí empobreciéndose cada vez más, llegando a menos gente. La lectura ha sido una fuente tan rica de goce, de placer, justamente de vivir las vidas intensas de la aventura, que se cegaría una fuente fundamental de la vida si la lectura pasara a ser en el futuro una actividad de minorías, de catacumbas.

P. Aquellos libros primitivos tan densos y preocupados por la realidad, sobre todo Conversación en La Catedral, La casa verde o La ciudad y los perros, ¿cómo le dejaron como ser humano?, ¿cómo le hicieron como persona?

R.Son libros que me hicieron madurar mucho, entender mejor el mundo en el que vivía. Esa es una de las funciones que tiene la literatura; la que escribes y la que lees te sitúa mucho mejor en el mundo, no digo que te dé seguridades porque a veces te da muchas incertidumbres, pero creo que entiendo mucho mejor el mundo gracias a aquello que he leído y a aquello que he escrito que antes de que leyera o escribiera ciertas cosas. Te da una cierta perspectiva sobre la realidad, sobre la experiencia humana; también sobre la vida política y la sociedad que no necesariamente se traduce en conformismo, pero sí en una comprensión mayor, más cabal.

[…]

Y tenemos también la literatura, que creo que es la mejor manera de mantener viva la esperanza, el espíritu crítico, y un refugio maravilloso para cuando nos sentimos solos, deprimidos, desmoralizados, derrotados. La literatura nos redime, nos salva. Hay que defenderla para que no desaparezca […].

Entrevista a Mario Vargas Llosa. Juan Cruz, El País, 24/10/15

Mario Vargas Llosa nació en Perú en 1936. Comenzó su carrera en el periodismo, actividad que aún sigue cultivando, y en la radio.  Fue candidato a la presidencia de su país en las elecciones de 1990 por la coalición política de centroderecha Frente Democrático, aunque no fue elegido. Su obra ha cosechado numerosos premios, entre los que destacan el Príncipe de Asturias de las Letras en 1986, el Cervantes en 1994 y el Nobel de Literatura en 2010. Posee el título de Marqués.

Vargas Llosa se incluye en el llamado “Boom” de la literatura hispanoamericana, que alcanzó la fama en la década de 1960 e influyó en todo el mundo. Entre sus novelas destacan La ciudad y los perros (1962), La casa verde (1965), Conversación en La Catedral (1969), La fiesta del Chivo (2000), sobre el dictador dominicano Leónidas Trujillo, o El paraíso en la otra esquina (2003), sobre el pintor impresionista Gauguin. Continúa escribiendo prolíficamente no solo novelas, sino también crítica literaria y artículos en prensa. También es autor de obras de teatro, como Los cuentos de la peste (2015), basada en el Decamerón, en la que también ha intervenido como actor.

Afirma deberle gran parte de su obra a la influencia de Flaubert y se considera, más que como un escritor de talento, un trabajador esforzado de la literatura.

Juan Cruz es periodista, nacido en Tenerife en 1948. En la actualidad ocupa el cargo de adjunto a la dirección del diario El País, del que fue cofundador. Licenciado en Periodismo e Historia, en 2012 recibió el Premio Nacional de Periodismo Cultural. También es novelista, con obras como Crónica de la Nada hecha pedazos (1973) y poeta (Cuchillo de arena. Música del naufragio, 1988). Después ha escrito una veintena de otros libros. Ha colaborado en programas de televisión, como La Mirada Crítica, y de radio, como La ventana de la Cadena Ser.

El escritor cuyas palabras publicamos defiende en este fragmento de su entrevista su gran deuda con la lectura y con la literatura, a las que considera una terapia para superar los malos momentos y para llevar una vida plena y feliz.

En el siguiente enlace podéis ver otra entrevista realizada por Juan Cruz a Vargas Llosa:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s