SABES MI CORAZÓN COMO UN CAMINO

camino

Sabes mi corazón como un camino
que hayas cruzado una y cien mil veces,
como el oficiador sabe sus preces.
Haces costumbre del Amor mi trino.
Te sabes de memoria mi destino,
y en su tierra te hundes o te creces,
cosa que no has ganado ni mereces
pero que quiero darte como un vino.
Sabes tanto que sabes que no puedo
llegarme a otra fuente que tu boca
y que no tengo libre la mirada.
Sabes que te prefiero y que concedo
todo lo que tu dulce mano invoca.
Que en ti está todo, y lo demás es nada.


                      PILAR PAZ PASAMAR

paz pasamar pilar

María del Pilar Paz Pasamar nació en Jerez de la Frontera en 1933. Comenzó publicando en el periódico Ayer con doce años. Estudió en Madrid Filosofía y Letras con profesores como Gerardo Diego, Dámaso Alonso y el músico Joaquín Rodrigo. Acudía a las tertulias del el café Gijón, frecuentado también por Miguel Delibes, Carmen Laforet y Ana María Matute, entre otros. A los 18 años escribe su primer libro, Mara. Juan Ramón Jiménez, que influyó mucho en la autora, la consideró un prodigio de calidad y madurez poética. Su carrera se consolidó con títulos como Los buenos días (1954), con el que obtiene el accésit del Premio Adonáis; Ablativo amor (1955) y Del abreviado mar (1957), homenaje a Góngora; libros en los que aparecen reflejados muchos de los presupuestos que se consideran propios de la poesía de la Generación del 50, lo que permite afirmar que Pilar Paz Pasamar es la primera voz que surge en ese escenario de esa generación y también la primera en retirarse. Al casarse, en 1957, se asienta en Cádiz, alejándose de la vida pública, pero sin abandonar la literatura. Escribe posteriormente La soledad contigo (1960), el ensayo sobre poesía y la mujer Poesía femenina de lo cotidiano (1964), y Violencia inmóvil (1967). A estos tres libros les sigue un periodo de unos quince años en los que declara haberse entregado a una búsqueda interior, así como a desarrollar tareas de carácter social en centros que agrupaban a mujeres proletarias, o atendiendo a los más desfavorecidos. En 1982 publica La torre de Babel y otros asuntos, un libro inquietante, extraño, no muy bien entendido por la crítica y, sin embargo, fundamental para explicar su retiro de los ambientes literarios. A este libro le seguirían la antología La alacena (1986); Textos lapidarios: La dama de Cádiz (1990), y Philomena (1994). Con este poemario llega a la plenitud de su obra, centrada en la mística. Pilar Paz Pasamar no ha recibido toda la atención crítica que merece.

Esta semana nos hacemos eco de la exposición que el Centro andaluz de las Letras (C/ Capitulares) dedica en nuestra ciudad a esta autora, con el título “Pilar Paz Pasamar: cantar, cantar, cantar es lo que importa” hasta final de enero. Es la suya una voz poco conocida pero de una larga y meritoria trayectoria literaria.

En este vídeo podéis conocer mejor a Pilar Paz Pasamar y su obra.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s