Firmamento

Leemos unos versos. Remontamos

ese rayo de luz que nos alcanza.

 

Ascender en la noche tras el rastro

de una estrella extinguida.

 

Hasta perder el hilo.

Hasta hollar nuestra propia oscuridad.

 

Hasta cavar en ella

un nuevo firmamento.

 

EDUARDO GARCÍA 

Eduardo Garcia 2008.jpg

Eduardo García (São Paulo, 1965-Córdoba, 19 de abril 2016) fue un reconocido poeta. Hijo de españoles, permaneció en Brasil hasta los siete años. Vivió su infancia y juventud en Madrid, donde obtuvo la licenciatura en Filosofía, especializándose en Estética. Desde 1991 residió y trabajó como profesor de Filosofía en Córdoba, los últimos años en el IES Blas Infante.

Como poeta es autor de Las cartas marcadas, No se trata de un juego, Horizonte o frontera, Refutación de la elegía, La vida nueva y Duermevela, así como de recopilaciones de su obra, dentro y fuera de España. En paralelo a su obra de creación, cultivó la reflexión sobre el fenómeno poético en dos ensayos: Escribir un poema y Una poética del límite. En 2015 publicó Las islas sumergidas, libro de aforismos, donde conjugó poesía y pensamiento. Escribió columnas en Milenio, suplemento cultural del diario El Día (2000-01), así como reseñas críticas en diversas revistas literarias. Participó como traductor en los volúmenes colectivos de traducciones de Elaine Feinstein (Música urbana, Hiperión, 2002) y Douglas Dunn (Elegías). Conferenciante y profesor de talleres de poesía y cursos de escritura creativa, coordinó el Homenaje al poeta Pablo García Baena celebrado en las ciudades de Córdoba y Málaga en el año 2003. También cultivó la crítica de ensayo y poesía en la revista de libros Mercurio.

Su obra poética estuvo en permanente evolución. En sus primeros libros cultivó lo que el propio autor denominaba un “realismo visionario”. A partir de Refutación de la elegía (2006) su poesía se internó más a fondo en el territorio de lo onírico. Desarrolló entonces una lírica vitalista de exaltación de las fuerzas del deseo. La ensoñación ganó terreno en sus poemas, así como el cultivo de formas poéticas más extremas: de un lado el versículo; de otro, la fragmentación del discurso. 

Recibió, entre otros, el Premio Nacional de la Crítica (2009), el Premio Internacional de Poesía «Ciudad de Melilla» y el Premio «Ojo Crítico» de Radio Nacional de España.

Dedicamos esta semana este espacio a un poeta y compañero que acaba de dejarnos, arrebatado por una cruel enfermedad que no le ha permitido continuar una obra meritoria. Si os interesa conocer más a este autor, podéis ver el siguiente vídeo:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s