TEMPESTAD CON SILENCIO

Truena sobre los pinos.
La nube espesa desgranó sus uvas,
cayó el agua de todo el cielo vago,
el viento dispersó su transparencia,
se llenaron los árboles de anillos,
de collares de lágrimas errantes.

Gota a gota
la lluvia se reúne
otra vez en la tierra.

Un solo trueno vuela
sobre el mar y los pinos,
un movimiento sordo:
un trueno opaco, oscuro,
son los muebles del cielo
que se arrastran.

De nube en nube caen
los pianos de la altura,
los armarios azules,
las sillas y las camas cristalinas.

Todo lo arrastra el viento.

Canta y cuenta la lluvia.

Las letras de agua caen
rompiendo las vocales
contra los techos. Todo
fue crónica perdida,
sonata dispersada gota a gota:
el corazón del agua y su escritura.
Terminó la tormenta.
Pero el silencio es otro.

PABLO NERUDA

Pablo Neruda

El poeta y escritor Pablo Neruda, nació en Parral (Chile) en 1904 y murió en Santiago de Chile en 1973. Su verdadero nombre era Ricardo Eliezer Neftalí Reyes Basoalto, pero adoptó el de Pablo Neruda como homenaje al poeta checo Jan Neruda. En 1923 y 1924 publica Crepusculario y Veinte poemas de amor y una canción desesperada, respectivamente. En 1926 su tendencia modernista gira hacia el vanguardismo en El habitante y su esperanza, Anillos y Tentativa del hombre infinito. Como diplomático viajó en varias ocasiones a España y se decantó por el bando republicano en la guerra civil. En 1937 escribe en Francia España en el corazón. En 1945, recibe el Premio Nacional de Literatura. Se une al Partido Comunista de Chile, donde sufre persecuciones políticas. Huye a Argentina y luego a Europa para regresar a Chile en 1952. Ese año publica Los versos del Capitán y en 1954 Las uvas y el viento y Odas elementales. En octubre de 1971 recibe el Premio Nobel de Literatura. Tras ser embajador en Francia, regresa a Chile en 1972, donde fallece un año después víctima de un cáncer.

Acaba de ser devastado -nuevamente- el desgraciado y pequeño Haití, en esta ocasión a causa de un huracán. Nos conmueve, nos golpea otra vez la dureza de los elementos arreciando sobre una sociedad empobrecida que aún no había conseguido recuperarse del terremoto que sufrió en 2010. Tras la tragedia, solo queda el silencio y la impotencia. 

Completamos la entrada con un tráiler de la película Neruda, de Pablo Larraín, protagonizada por Luis Gnecco, que acaba de estrenarse en los cines.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s