BALADILLA DE LOS TRES RÍOS

El río Guadalquivir
va entre naranjos y olivos.
Los dos ríos de Granada
bajan de la nieve al trigo.

¡Ay, amor
que se fue y no vino!

El río Guadalquivir
tiene las barbas granates.
Los dos ríos de Granada
uno llanto y otro sangre.

¡Ay, amor
que se fue por el aire!

Para los barcos de vela,
Sevilla tiene un camino;
por el agua de Granada
sólo reman los suspiros.

¡Ay, amor
que se fue y no vino!

Guadalquivir, alta torre
y viento en los naranjales.
Dauro y Genil, torrecillas
muertas sobre los estanques. 

¡Ay, amor
que se fue por el aire!

¡Quién dirá que el agua lleva
un fuego fatuo de gritos!

¡Ay, amor
que se fue y no vino!

Lleva azahar, lleva olivas,
Andalucía, a tus mares.

¡Ay, amor
que se fue por el aire!

FEDERICO GARCÍA LORCA

Lorca y Falla en el Concurso de Cante Jondo (Granada, 1922).

La relación de Federico García Lorca (Granada, 1898-1936) con el flamenco es indiscutible. En su juventud, organizó junto a Falla el Concurso de Cante Jondo de Granada en 1922, en el que participaron grandes cantaores, como Manolo Caracol, la Niña de los Peines, Tomás Pavón y José Cepero. Su libro Poema del Cante Jondo muestra claramente su admiración por este arte, también presente en el Romancero gitano, aunque Lorca rechazó que solo se le relacionara con la tradición andaluza, por lo que cambió totalmente de registro en sus obras posteriores. Sin embargo, en su poesía y teatro siempre están presentes las huellas de los cantes y temas populares: el desgarro amoroso, la valentía, la melancolía y la pasión, razón por la cual se le adscribe a la corriente poética llamada “Neopopularismo”, así como a Rafael Alberti. En ambos conviven las raíces tradicionales con las vanguardias (el surrealismo, la más importante de ellas), con una riqueza y originalidad que llevó a estos autores, junto al resto de los integrantes de la Generación del 27, a la cima de la poesía castellana y a ser considerados uno de los exponentes más universales de nuestra literatura.

El 16 de noviembre se celebra el Día del Flamenco, como reconocimiento a la concesión de la calificación de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Para celebrar esta fecha, publicamos, por iniciativa de Juani Espejo, este poema de Lorca, versionado en numerosas ocasiones por distintos cantaores. También así conmemoramos los 80 años de la muerte de Federico García Lorca. Juani ha elegido la interpretación de Miguel Soler, que canta por milongas, con música de A. Salvador Quintero, porque es un palo de flamenco de los considerados “suaves, agradecidos de escuchar” para los que no son muy entendidos. No es la clásica interpretación, con el acompañamiento único de la guitarra flamenca, sino que cuenta con un arreglo musical más variado. La milonga es un estilo del flamenco llegado a España a finales del siglo XIX, de la mano de los repatriados (colonos, artistas, toreros y soldados) que regresaron de las colonias evocando en sus cantos las tierras americanas. La milonga argentina se fue aflamencando, pasando por otros géneros, como el yarabí y la cifra, hasta dar lugar al palo que podemos escuchar hoy. También se canta como variedad del tango y tiene conexiones con la habanera.

El propio Lorca interpretó su obra en clave flamenca, acompañando al piano a La Argentinita, colaboración de la que se conservan grabaciones de la época. Existen otras muchas versiones de obras de Lorca llevadas al cante flamenco, entre las que destacan las de Camarón o Enrique Morente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s