Archivo mensual: marzo 2017

VUELO

Solo quien ama vuela. Pero ¿quién ama tanto que sea como el pájaro más leve y fugitivo? Hundiendo va este odio reinante todo cuanto quisiera remontarse directamente vivo. Amar… Pero ¿quién ama? Volar… Pero ¿quién vuela? Conquistaré el azul ávido … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA PRIMAVERA

         ¡Ay, qué relumbres y olores! ¡Ay, cómo ríen los prados! ¡Ay, qué alboradas se oyen! ROMANCE POPULAR En mi duermevela matinal, me malhumora una endiablada chillería de chiquillos. Por fin, sin poder dormir más, me echo, … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

YO ERA CAPERUCITA

Un día que tenga tiempo os contaré la aventura de mi infancia con el lobo Franco. Yo era una caperucita roja en zona roja. El lobo Franco se enteró que en mi cestita no llevaba solomillo y queso para mi … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CARTA AL PADRE

          Queridísimo padre:                 Hace poco me preguntaste por qué digo que te tengo miedo. Como de costumbre, no supe darte una respuesta, en parte precisamente por el miedo que te tengo, en parte porque para explicar los motivos … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

EMILY DICKINSON

686 Dicen que el “tiempo aplaca”- el tiempo nunca aplacó-. un actual sufrimiento fortalece como los tendones, con la edad- el tiempo es una prueba del dolor- pero no un remedio- si esto se prueba, esto prueba también que no … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

EL AMOR

Las palabras son barcos y se pierden así, de boca en boca, como de niebla en niebla. Llevan su mercancía por las conversaciones sin encontrar un puerto, la noche que les pese igual que un ancla. Deben acostumbrarse a envejecer y vivir con paciencia de madera usada por las olas, irse descomponiendo, dañarse lentamente, hasta que a la bodega rutinaria llegue el mar y las hunda. Porque la vida entra en las palabras como el mar en un barco, cubre de tiempo el nombre de las cosas y lleva a la raíz de un adjetivo el cielo de una fecha, el balcón de una casa, la luz de una ciudad reflejada en un río. Por eso, niebla a niebla, cuando el amor invade las palabras, golpea sus paredes, marca en ellas los signos de una historia personal y deja en el pasado de los vocabularios sensaciones de frío y de calor, noches que son la noche, mares que son el mar, solitarios paseos con extensión de frase y trenes detenidos y canciones. Si el amor, como todo, es cuestión de palabras, acercarme a tu cuerpo fue crear un idioma. LUIS GARCÍA MONTERO Luis García Montero nació en Granada en … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario