La madre ahora

Doce años atrás
cuanto tuve que irme
dejé a mi madre junto a la ventana
mirando la avenida
ahora la recobro
solo con un bastón de diferencia
en doce años transcurrieron
ante su ventanal algunas cosas
desfiles y redadas
fugas estudiantiles
muchedumbres
puños rabiosos
y gases de lágrimas
provocaciones
tiros lejos
festejos oficiales
banderas clandestinas
vivas recuperados
después de doce años
mi madre sigue en su ventana
mirando la avenida
o acaso no la mira
solo repasa sus adentros
no sé si de reojo o de hito en hito
sin pestañear siquiera
páginas sepias de obsesiones
con un padrastro que le hacía
enderezar clavos y clavos
o con mi abuela la francesa
que destilaba sortilegios
o con su hermano el insociable
que nunca quiso trabajar
tantos rodeos me imagino
cuando fue jefa en una tienda
cuando hizo ropa para niños
y unos conejos de colores
que todo el mundo le elogiaba
mi hermano enfermo o yo con tifus
mi padre bueno y derrotado
por tres o cuatro embustes
pero sonriente y luminoso
cuando la fuente era de ñoquis
ella repasa sus adentros
ochenta y siete años de grises
sigue pensando distraída
y algún acento de ternura
se le ha escapado como un hilo
que no se encuentra con su aguja
cómo quisiera comprenderla
cuando la veo igual que antes
desperdiciando la avenida

pero a esta altura qué otra cosa
puedo hacer yo que divertirla
con cuentos ciertos o inventados
comprarle una nueva tele
o alcanzarle su bastón

MARIO BENEDETTI

Mario Benedetti (Uruguay, 1920-2009) perteneció a la Generación del 45 de poetas uruguayos, a la que pertenecen, entre otros, Idea Vilariño y Juan Carlos Onetti. Fue uno de los autores más importantes del Boom de la literatura hispanoamericana, surgido en los años 60 del pasado siglo. Su larga trayectoria comenzó en 1945, fundando el semanario Marcha y colaborando en multitud de publicaciones.  Desde 1971 se integró activamente en la coalición de izquierdas de su país “Frente Amplio”.  Tras el golpe de Estado de 1973, abandonó su cargo en la universidad y marchó al exilio, primero a Buenos Aires y posteriormente a España durante diez años. En 1983 vuelve a Uruguay y se reencuentra con su esposa, que se vio obligada a permanecer todos esos años cuidando a las madres de ambos.  Poeta, narrador, ensayista, articulista y autor teatral, entre sus obras destacan las novelas La Tregua, Gracias por el fuego o la autobiográfica La borra del café; la colección de relatos Con y sin nostalgia y los poemarios La casa y el ladrillo, Vientos del exilio, Geografías y Las soledades de Babel.  “Corazón coraza”, “Currículum”, “Defensa de la alegría”, “El Sur también existe”, “Hagamos un trato”, “Los formales y el frío”, “No te rindas”, “Táctica y estrategia” y “Viceversa” son algunos de sus poemas más famosos. Su lenguaje sencillo, para que sus obras puedan ser accesibles a todo el mundo, a veces sin signos de puntuación, tiene defensores y detractores. Sus poemas han sido musicados por Serrat, entre otros cantantes. Obtuvo en 1999 Premio Reina Sofía de Poesía y en 2005 el Premio Internacional Menéndez Pelayo.

En esta semana en que celebramos el Día de la madre, hemos querido recordar a las nuestras con este poema que resume toda una vida.

En el siguiente vídeo podéis escuchar a Silvio Rodríguez recitando este poema:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La madre ahora

  1. Franca dijo:

    Ternura infinita…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s