LA FE NACIONAL Y OTROS ESCRITOS SOBRE ESPAÑA

Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el poder, son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte. No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos… Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria (…). No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos (…) La España que aspira a un cambio radical y violento de la política se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra. Han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este Régimen, atacado de tuberculosis ética, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental. Tendremos que esperar como mínimo 100 años más para que en este tiempo, si hay mucha suerte, nazcan personas más sabias y menos chorizos de los que tenemos actualmente.

BENITO PÉREZ GALDÓS (“La Fe Nacional y otros Escritos sobre España”, 1912)

Benito Pérez Galdós (1843-1920) está considerado como el mejor novelista del realismo español. Leer sus novelas es la mejor manera de comprender la época en la que vivió (Fortunata y Jacinta, Tormento, Tristana, Episodios Nacionales, Marianela, Doña Perfecta, Misericordia y tantas otras). Fue académico de la Lengua y estuvo nominado para el Premio Nobel en 1912, pero sus ideas políticas y sus enemistades derivadas de estas impidieron que se le concediera este galardón. Colaboró en los periódicos La Nación y El Debate con artículos que analizaban de forma penetrante y visionaria la situación política y social de su tiempo. Sus Episodios Nacionales, cuarenta y seis novelas que se publicaron por entre 1872 y 1912, le proporcionaron una gran popularidad entre el público. Sus viajes como corresponsal de prensa por Europa le permitieron conocer la obra de los grandes autores del realismo, como Flaubert, Tolstoi, Balzac, Zola o Dickens. Se afilió al Partido Progresista de Sagasta y en 1886 fue elegido diputado por Guayama (Puerto Rico) en las Cortes. En los inicios del siglo XX ingresó en el Partido Republicano y en las legislaturas de 1907 y 1910 fue diputado a Cortes por Madrid por la Conjunción Republicano Socialista; también en 1914 fue elegido diputado por Las Palmas. Es uno de los autores más prolíficos de la Literatura española. 

Además de ser un gran escritor, Pérez Galdós dedicó también parte de su vida a la política y destacó por denunciar las corruptelas que gobernaban España en aquella época, como en el anterior discurso, pronunciado en 1912, en el que denuncia la corrupción política de su época. No sabemos cuántos siglos más deben pasar para erradicar esta enfermedad de la política y los políticos de nuestro país. 

El siguiente vídeo es un recorrido por el Madrid de Galdós.

http://http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-aventura-del-saber/aventura-del-saber-serie-documental-rutas-literarias-galdos/2357218/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s