HIPÓTESIS

Si muero alguna vez

no quiero camposantos:

qué ridícula imagen de la muerte,

que es inmensa,

apresada en un féretro.

 

Si llegase a morir

no me echéis a una hoguera:

debo respeto al cuerpo que me da cobijo,

y dado que es de agua

no lo ofendáis con fuego.

 

Si por error muriese

no me aromaticéis,

no me mortifiquéis,

dejadme estar.

 

Si finalmente he de morir un día

enterradme sin rito en un monte collado,

desnudo como vine

 

para que en otra era,

si una muchacha pasa silbando por ahí,

si tropieza con una piedra blanca

que se asoma a la tierra,

quizá la desincruste

 

y frote con cariño mi cráneo inmaculado,

 

y lo acerque a su oreja

                                               y oiga atenta el rumor

de un teatro vacío.

 

RAFAEL ESPEJO, Hierba en los tejados.

Rafael Espejo (Palma del Río, Córdoba, 1975) es licenciado en Filología hispánica por la Universidad de Granada y colaborador como articulista de opinión y crítico literario en diversos medios. Ha publicaco Círculo vicioso (1996), Premio Federico García Lorca de poesía; Con (1999); El vino de los amantes (2001), Premio Hiperión; Nos han dejado solos (2009), Premio Emilio Prados, y Hierba en los tejados (2015), Premio Ojo Crítico de RNE. Parte de su obra ha sido traducida al inglés, al francés, al portugués y al italiano. En 2009 fundó La Catrina, agrupación que unía a sus poemas acompañamiento musical y animaciones visuales, y que dio lugar en 2011 a Los duelistas, junto a Dr. Montañés (teclado y sintetizador) y Jhonny Moreno (acordeón y chelo).

Esta semana traemos a La pausa semanal, a propuesta de Mª Dolores Ariza, un poema de Rafael Espejo, un poeta palmeño que vendrá a visitarnos el próximo martes. Participará en un encuentro con nuestro alumnado de 1º de Bachillerato, en el que se hablará de poesía, de la importancia de leer a los clásicos y, por supuesto, nos leerá algunos de sus poemas. Los versos de hoy pertenecen a su último libro, Hierba en los tejados, por el que fue galardonado con el Premio Ojo de la Crítica de Radio Nacional. Se llama “Hipótesis”. En él el poeta reflexiona sobre su propia muerte y deja por escrito cómo quiere que sea su entierro. 

Aquí podéis ver a Rafael Espejo recitando este poema y otro más, así como a otro poeta cordobés, Juan Antonio Bernier, haciendo lo mismo con sus versos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s