MASA

Resultado de imagen de fotos guerra civil española cadáver

Al fin de la batalla, 
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre 
y le dijo: «¡No mueras, te amo tanto!». 
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo. 

Se le acercaron dos y repitiéronle: 
«¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!». 
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo. 

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil, 
clamando «¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!». 
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo. 

Le rodearon millones de individuos, 
con un ruego común: «¡Quédate, hermano!» 
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo. 

Entonces todos los hombres de la tierra 
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado; 
incorporose lentamente, 
abrazó al primer hombre; echose a andar…

CÉSAR VALLEJO

Resultado de imagen

César Vallejo (Santiago de Chuco, Perú, 1892-París, 1938) es uno de los poetas más destacados del siglo XX. Su poesía se caracteriza por presentar un lenguaje poético propio que, si bien se apoyó en sus comienzos (Los heraldos negros) en las bases del modernismo, poco a poco consiguió una personalidad única (Trilce). Además cultivó la narrativa, con obras como Escalas y Paco Yunque, uno de sus relatos más famosos.
Se considera que Vallejo es uno de los autores que supo anticipar el vanguardismo; su legado como artista implicó una renovación del lenguaje literario al que se unirían muchos poetas que le sucedieron, como Vicente Huidobro o James Joyce. La mirada de Vallejo siempre había estado puesta en Europa. Estuvo en Francia, España y Rusia. Falleció a los 46 años y sus restos fueron enterrados en el Cementerio de Montparnasse.

El poema que hoy publicamos, con motivo de la celebración en nuestro centro del Día de la Solidaridad, data de 1937 y se incluye en el libro España, aparta de mí este cáliz, que César Vallejo escribió meses antes de morir tomando como principal asunto la Guerra Civil española. Se cuenta que murió diciendo: “Llévenme a España”, “Quiero ir a España”. Vallejo vivió esta guerra como propia y vio con desesperación su desarrollo. El poema es un canto a la solidaridad, al poder del ser humano de cambiar incluso la muerte inexorable si todos somos capaces de unirnos. 

En el siguiente vídeo podéis ver una rápida panorámica sobre su vida.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s