22.400 EUROS

Resultado de imagen de desahucios

Dime cuánto vale la vida de un hombre,

las noches de agosto al fresco de un bar,

las tardes de marzo cuando el sol es joven

y la primavera empieza a vibrar.

 

Dime cuánto vale la vida de un hombre,

despertar contigo cada amanecer,

contarle a tu hija un cuento cada noche,

besarla en los ojos y verla crecer,

construir con tus manos tu casa de ensueño,

salir del trabajo y al fin descansar,

sentarte en la puerta junto a tus vecinos

para ver la vida, la vida pasar.

 

¿Quién sabe qué cable cortar

para detener esta cuenta atrás?

 

El salario medio de los españoles

o el sueldo mensual de algún cargo nacional,

10 o 12 vallas de aquellas, las del Plan-E,

un acto cualquiera en campaña electoral,

los euros de sobra que caen en los sobres,

un tercio del coste de un coche oficial…

Dime cuánto vale la vida de un hombre,

dime cuánto vale la vida de Fran.

ANTONIO R. LÓPEZ

Resultado de imagen de Antonio R. López

Antonio R. López nació en Sevilla en 1981. Ama las palabras y la música, desde el pasodoble al gospel, pasando por el blues, la bossa nova o la rumba. De familia de músicos, desde los 6 años ingresa en el Conservatorio Elemental de Música de Córdoba y tras pasar al Conservatorio Superior de la ciudad permanece en él hasta los 16. Posteriormente estudió en París y Boston. En 2012 resultó ganador del Certamen Dinamomusic, organizado por la Casa de la Juventud del Ayuntamiento de Córdoba, en la categoría Canción de Autor. Su primer disco fue Mi camino hacia ti y en la actualidad prepara el segundo: Para no hacerme cómplice. Como poeta, ha publicado La lengua de Altazor (2010) y Me presento (2011).

Esta es la canción que han elegido los alumnos y alumnas de 3º B de entre las que interpretó en su recital Antonio R. López en nuestro centro. El cantautor explicó que con ella denuncia los desahucios que, en ocasiones, llevan a la muerte de algunas personas, como Fran, al que va dedicada la canción. Y estos son algunos de los comentarios que justifican la elección de este tema:

“Me gusta mucho por diversos motivos. Expresa muchos sentimientos (lo difícil que es la vida, lo rápido que puede acabar…) y al mismo tiempo te hace recapacitar sobre el valor que le das a tu propia vida. Otro de los motivos por los que he elegido esta canción es porque, al terminar de leerla, te das cuenta del aprecio que le debes tener a la vida y de todas esas personas que no han sabido ver el valor de la suya”.

Lorena Guzmán Alcaide

“Me ha gustado porque está reflejando dos posibles vidas, la de alguien sin dinero y la de alguien con dinero. En mi opinión, refleja lo que pasa día tras día por el simple hecho de no poder trabajar y no tener ese dinero para poder comer o tener una casa y replantearte tu vida a partir de ahí. En el poema se ve la vida de un hombre, Fran, que se quita la vida porque no tiene dinero para mantener a sus hijos y el gobierno se los quita, ni para poder pagar una casa. Cada vez le hace falta más dinero, 22.400 euros exactamente. Me ha gustado sobre todo porque es una pena que en el siglo XXI sigan pasando estas cosas y creo entre todos podíamos cambiar esto y nos deberíamos plantear la pregunta del poema: ¿Cuánto vale la vida de un ser humano?”

María Jiménez Moreno

“He escogido esta canción porque es una crítica social, en la que se comparan las enormes cantidades de dinero que gasta el Gobierno, en corrupción y en gastos que no son necesarios, con las ridículas deudas por las que se condena a una persona a perder todo por lo que realmente vale la pena vivir.”

José Miguel Linares Navarro

“Esta canción la escribió después de leer en el periódico que un hombre se había quitado la vida a causa del estrés y el agobio que sufría por una deuda de 22.400 euros. En la canción compara esos 22.400 euros con cosas que valen mucho menos que la vida de un hombre. Además, me llama mucho la atención un fragmento que dice “¿Quién sabe qué cable cortar para detener esta cuenta atrás?”, ya que compara una bomba de relojería con la vida de una persona, y los cables que hay que cortar para desactivarla son las elecciones de esa persona, aunque a veces, algunas personas cortan el cable incorrecto a propósito”. 

Alberto Barra Delgado

En el siguiente vídeo podéis escuchar a Antonio R. López cantando una canción dedicada a nuestra ciudad.

 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

“REGRESIÓN” Y “SIEMPRE”

Resultado de imagen de amor de madre

REGRESIÓN

             Y aunque no quise el regreso

                            siempre se vuelve al primer amor.

                                                       Alfredo Le Pera

 

Tú quédate, no impidas

esta mano templada.

Muéstrate verdadera y dime, suave,

la lentitud del mundo si vives en la ausencia:

que un tiempo nos buscamos torpemente,

que nos equivocamos.

Tú acércate con dudas,

devuélveme el asombro

de aquel breve, infinito primer beso,

el temblor en tus ojos

de niña sorprendida en el pecado.

Deshazte de la ropa.

Tú separa los muslos

e imagina el gemido de unos cauces

con las aguas crecidas,

siente el salitre denso, desbocado

del río al diluirse en el océano.

Tú piensa en tierras húmedas después de una tormenta.

Y acaríciame dulce,

recógeme en tu pecho

la promesa

de que ya no te vas,

susurra que mañana

vamos a amanecer, mi vida, a medias;

pero antes de que el sueño nos aísle

dame otra vez tus labios recién hechos,

ondúlalos como una bienvenida,

enjúgame el sudor

pacientemente, madre.

RAFAEL ESPEJO

 

SIEMPRE

La lámpara en la mesita de noche,

los buenos días por la mañana,

el “dame un beso” antes de irme,

el libro en la estantería,

la foto en el marco,

el amanecer del sol por el este

que anuncia un nuevo día,

el brillo de la luna.

Siempre, esa sonrisa

que aun muy negro esté el cielo

siempre acaba remarcando

y siendo la que más brilla.

Que vengan miles de rosas,

 mas mi margarita nunca me abandona.

JAVIER AMEZCUA

    Esta semana en La Pausa hemos querido celebrar el Día de la Madre con una propuesta de Mª Dolores Ariza que aúna dos poemas y una canción. El primer poema, “Regresión”, pertenece al libro El vino de los amantes del poeta cordobés Rafael Espejo, que nos visitó hace unos meses. El segundo, “Siempre”, es de un alumno, Javier Amezcua, que ya participó en nuestra revista. Por último, proponemos  una canción del grupo de pop español Danza Invisible, “Amor de madre”, cuyo título podría ser el tema que comparten todos estos textos.

AMOR DE MADRE

Ya me olvidó, la que me quiso tanto,

¡a qué triste suerte me abandonó!

 

¡Qué breve ser feliz

mientras la eternidad procura mil desdichas para mí!

 

Ay, tu nombre grabaré,

para borrar los nombres de otros amores.

 

Amor de madre, amor de madre.

 

Que corra la tinta, como ha corrido el vino,

que de hoy para siempre soy otro distinto.

 

Y tú que todo diste, y que nada esperaste,

y tú que me has de querer hasta la muerte,

y me quisiste antes de ser yo.

 

Ay, tu nombre grabaré,

para borrar los nombres de otros amores.

 

Amor de madre, amor de madre.

 

                               DANZA INVISIBLE

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

MILAGRO

Resultado de imagen de cada día es un milagro

En la puerta del frigorífico y también en el espejo del lavabo he escrito una oración con los colores ingenuos de Joan Miró, rojo, azul, amarillo. Siempre que entro en la cocina o en el cuarto de baño estoy obligado a leerla. La oración dice: cada día es un milagro. Aunque tengo la costumbre de afeitarme con la luz apagada, no obstante, vislumbro esa inscripción en el fondo de la oscuridad junto a la sombra de mi rostro. Ese aviso guarda también los quesos, frutas, mermeladas, pescados y otros alimentos. Antes de acceder a ellos debo deletrear mentalmente esa máxima como si fuera la clave que abre la caja del tesoro. Hace tiempo que considero que la historia universal sólo consiste en lo que sucede cada hora a 200 metros a mi alrededor. Me afeito a oscuras porque sé que fuera están bombardeando constantemente, si bien no se derrumban las cajas ni hay muertos bajo los escombros. Las ruinas sólo se producen en mi propio rostro, por eso apago la luz aunque no suenen las sirenas. Gracias a la oscuridad de momento logro salvar la cara. Es el primer milagro del día. Después de afeitarme salgo del cuarto de baño y al instante comienza la historia universal. Mientras me dirijo al frigorífico oigo al chatarrero. Miro por la ventana su carromato lleno de trastos y me llevo una gran alegría al comprobar que no estoy entre ellos y ése es el segundo milagro. Abro el frigorífico: hay mantequilla. Suena el teléfono: me llama un amigo. Salgo a la calle: hace sol, dos adolescentes se besan y yo encuentro un taxi enseguida. Leo el periódico: ha habido un accidente multitudinario y uno de los muertos no soy yo todavía. Oigo en el telediario lo que dicen unos políticos: es un milagro que yo no haya votado a esos idiotas. Asisto por la tarde a la presentación de un libro: me consuelo pensando que no soy yo el que ha escrito esa basura. Pude haberme visto el rostro en el espejo cuando me afeitaba, haber viajado en el carromato del chatarrero, no tener mantequilla en el frigorífico y en cambio haber escrito ese libro detestable. Cada día es un milagro.

MANUEL VICENT, El País, 20/10/96.

Resultado de imagen de Manuel vicent

Manuel Vicent (Villavieja, Castellón, 1936), es uno de los escritores más consagrados en el actual panorama literario español. Estudió Derecho y Periodismo. Colaboró en revistas emblemáticas, como Hermano Lobo y Triunfo. Publica sus primeros artículos sobre política en el diario Madrid y posteriormente, en El País, donde aún continúan apareciendo sus jugosas columnas desde 1981. Su producción literaria abarca pbras de teatro, relatos, novelas, artículos, entrevistas, biografías y libros de viajes. Dos de sus novelas más famosas, Tranvía a la Malvarrosa y Son de mar han sido llevadas al cine. También es galerista de arte. Pero, sobre todo, como apreciamos en esta columna, Vicent sabe disfrutar de la vida, de los placeres cotidianos, en especial de la vida mediterránea. En sus artículos la luz y la voluptuosidad del instante pleno son notas habituales. Andrés Rábago García (El Roto) dice del escritor: «Uno, que ya no cree en casi nadie, cree en Manuel Vicent como uno de los últimos monjes que va miniando el códice desordenado de la actualidad». Y el propio Vicent afirma, refiriéndose a sus columnas: “Para que todo el universo quepa en una columna de 66 líneas a 30 espacios es necesario desechar lo que sobra: planetas, estrellas, galaxias, el vacío que existe entre ellas con su silencio de piedra pómez. Hay que quedarse solo con lo esencial: con las grandes pasiones que mueven al alma de unas hormigas, con las horas infinitas que invierten los muertos soñando. Una columna de periódico debe ser el reloj de arena que filtre la memoria de ese deseo que el lector sentirá mañana.” (A favor del placer).

Vuelve a nuestra Pausa semanal Manuel Vicent con una columna en la que nos invita a disfrutar de lo bueno que tiene cada día, algo que, generalmente, no apreciamos, inmersos en la vorágine de los afanes cotidianos. 

En el siguiente vídeo, Juan Cruz entrevista a Manuel Vicent.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El primer libro

Resultado de imagen de libro

En una ocasión oí comentar a un cliente habitual en la librería de mi padre que pocas cosas marcan tanto a un lector como el primer libro que realmente se abre camino hasta su corazón. Aquellas primeras imágenes, el eco de esas palabras que creemos haber dejado atrás nos acompañan toda la vida y esculpen un palacio en nuestra memoria al que, tarde o temprano -no importa cuántos libros leamos, cuántos libros descubramos, cuánto aprendamos u olvidemos-, vamos a regresar. Para mí, esas páginas embrujadas siempre serán las que encontré en los pasillos del Cementerio de los Libros Olvidados.

CARLOS RUIZ ZAFÓN, La sombra del viento.

Resultado de imagen

Carlos Ruiz Zafón (Barcelona, 1964) inició estudios de Ciencias de la Información pero muy pronto se dedicó a la publicidad, oficio que abandonó para escribir novelas de gran éxito. Después de darse a conocer con novelas juveniles (Marina o La trilogía de la niebla, formada por El príncipe de la niebla, El palacio de la medianoche y Las luces de septiembre) su novela La sombra del viento lo consagró en la literatura para adultos. Esta obra ha llegado a ser un superventas traducido a numerosos idiomas. Continuó su tetralogía dedicada a su ciudad natal titulada El Cementerio de los Libros Olvidados, con El juego del ángel, El prisionero del cielo y su última novela, El laberinto de los espíritus. Estas cuatro novelas están interconectadas y ambientadas en una Barcelona misteriosa y gótica que va desde la era de la revolución industrial hasta los años posteriores a la guerra civil española. Los cuatro relatos, independientes y autosuficientes en sí mismos, comparten algunos personajes y escenarios.

“Mi método de trabajo está dividido por capas. Escribo como se hace una película, en tres fases. La primera es la preproducción, en la que creas un mapa de lo que harás; pero cuando te pones a hacerlo ya te das cuenta de que vas a cambiarlo todo. Luego viene el rodaje: recoger los elementos con los que se hará la película; pero todo es más complejo y hay más niveles de los que habías previsto. Entonces, a medida que escribes, ves capas y capas de profundidad, y empiezas a cambiar cosas. En esa fase es cuando empiezo a preguntarme: ‘¿Y si cambiase los cables, o el lenguaje, o el estilo?’. Ahí creo la tramoya, que para el lector ha de ser invisible: el lector ha de leer como agua, le ha de parecer todo fácil… Pero para que sea así hay que trabajar mucho”.

Además de los dragones, a Carlos Ruiz Zafón le interesan la música, la arquitectura, el cine, el cómic y la historia. Toca el piano y todo tipo de teclados.

Con motivo del Día del libro, publicamos este sugerente texto que nos propuso hace algún tiempo Clara López García, pianista, lectora y seguidora de este blog. Y añadió el siguiente comentario:

“Al leer este fragmento reflexioné durante un buen rato cuál fue ese primer libro que se abrió camino ante mí. No tuve ninguna duda: fue El Diario de Ana Frank. Pero no se trata del libro, sino de la persona que me ayudó a descubrir este y todos los que a partir de ese momento cayeron en mis manos. Esa persona ha sido siempre mi madre. Gracias a ella y a ese primer libro que realmente me marcó como lectora he adquirido los valores que considero importantes y necesarios en la vida. Y creo que eso es lo más valioso que podemos aprender de un libro y de una madre”.

En el siguiente vídeo podéis ver unas imágenes sugeridas por el libro que comentamos y después una entrevista que el periodista Andréu Buenafuente realiza al escritor.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Si tú quieres

Resultado de imagen de pareja de enamorados

Si tú quieres…

contigo habrá ostras.

Si tú quieres…

contigo habrá baile, vino, viajes y una sola alcoba.

 

Tomaremos la distancia como un motivo

y el tiempo sumado a una vida sola.

 

Si tú quieres…

contigo habrá olas.

Si tú quieres…

contigo habrá risa, silencio, sol y cenas copiosas.

 

Tomaremos el camino que será nuestro camino

y lo que en realidad importa…

Si tú quieres, contigo.

 

FRANCISCO JOSÉ SIMÓN

La imagen puede contener: una persona

Francisco José Simón, Curro Simón, cordobés nacido en 1973, es profesor técnico de FP en el IES Medina Azahara de Córdoba y licenciado en Informática y Antropología social y cultural. También ha trabajado como programador y consultor. Aficionado a la música (Jim Morrison, Bunbury, John Lennon, Leonard Cohen, Marilia, Amaral, Fito y Fitipaldis…), también escribe, tanto prosa como verso, expresando su especial punto de vista -a menudo distante y crítico, siempre conmovido- sobre el mundo en el que le ha tocado vivir y tiñendo sus obras de una cadencia musical evidente. En la actualidad, está ultimando una novela. Entre sus aficiones destacan el senderismo, la cocina y la lectura. Recomendamos su blog,  http://franciscojsimon.es/.

Esta semana agradecemos a nuestro compañero Curro Simón que nos ceda este precioso poema, en el que él mismo ve ecos de “un jazz guapetón y con swing” como el que ha seleccionado, April in Paris, de Charlie Parker.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CARLOS SE CONVIERTE EN NOTA

Resultado de imagen de saxo en el metro

“Dentro de mis dedos existen cuatro notas que nadie escucha” protesta Carlos cuando le gritan: “¡La música no sirve para nada!”

Carlos vive en la esquina del metro con su saxofón y un gato que no tiene nombre. Una tarde se le acercó un joven de cabellos rubios y le dijo: “Tu música me ha salvado.”

Cuatro inviernos después, Carlos escuchó en la radio que un muchacho de cabellos rubios había vuelto a la música:

“Gracias al chico de las cuatro notas.”

CARMEN PÉREZ CUELLO

Carmen Pérez Cuello estudió el Bachillerato de Artes en la Escuela de Artes Dionisio Ortiz y actualmente estudia Historia del Arte en la facultad de Filosofía y Letras de Córdoba. Su sueño siempre ha sido escribir y lo hace desde que era pequeña. Ha sido premiada en dos ocasiones: en el Certamen de Poesía y Narrativa Puente de Encuentro en 2015 y en el Certamen de Escritores Noveles de 2017, mediante el cual consiguió una beca para la Escuela de Escritores Noveles, a la que asistió durante nueve días. Ha participado en numerosos recitales poéticos en Córdoba, Málaga, Moguer y Villafranca. Colabora en las revistas de poesía Sopa de Ornitorrinco y Suspiros de Artemisa. Mantiene el blog de escritura Bóreas de palabras y es autora de tres poemarios inéditos: Distancia De (T)error, Isla y Extracción De Mis Mitades. También tiene una cuenta de instagram llamada @artetuga donde sube poesía visual e ilustraciones. Siempre ha destacado por su estilo, muy exigente, y su originalidad. 

 

La semana pasada Carmen Pérez Cuello acudió a nuestro centro para recitar poemas y leer alguno de sus cuentos. El que publicamos es un microrrelato que hace dos años presentó a la XIV Muestra provincial de poesía y narrativa desde el aula que organiza nuestro centro junto con el IES Blas Infante y la Diputación de Córdoba. Una escritora joven es todo un ejemplo para nuestro alumnado, que disfrutó de su obra y de sus consejos.

En el siguiente vídeo podéis escucharla recitando uno de sus poemas.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

BOHEMIA JUNTO AL MAR (BÖHMEN LIEGT AM MEER)

Resultado de imagen de paisajes nórdicos junto al mar

¿Aquí son verdes las casas? Entro en una casa.
¿Están sanos los puentes? Voy por suelo firme.
¿Pérdida de tiempo es todo el tiempo? Con gusto lo pierdo.
Yo no soy tal, es uno, tan bueno como yo.
Una palabra se me acerca, la dejo aproximarse. ¿Bohemia sigue junto al mar? Creo en los mares otra vez. ¿Y aún creo en el mar? Igual confío en la tierra.
Yo soy eso, entonces un cualquiera, que es tanto como yo. Para mí no quiero más. Quiero ir al fondo.
En el fondo, es decir hacia el mar, donde encuentro Bohemia otra vez. Hundida, despierto tranquila.
Conozco ahora el fondo y no me pierdo.
Vengan aquí bohemios todos, marineros, putas del puerto, barcos sin anclar. Ilirios, veroneses, venecianos, ¿no quieren ser bohemios? Interpreten las comedias que hacen reír
y las que son para llorar. Y fallen cien veces, como yo lo hice y reprobé las pruebas,
pero sí las soporto, una y otra vez.
Así surgió Bohemia y en algún buen día,
junto al mar fue indultada, ahora yace junto al agua.
Me acerco a una palabra y a otra tierra,
me acerco un poco más, como poco también, a todo lo demás:
un vagabundo, un bohemio sin nada, que nada sostiene,
pero capaz, desde el mar en disputa, de ver la tierra que deseo elegir.

Böhmen liegt am meer

Sind hierorts Häuser grün, tret ich noch in ein Haus. Sind hier die Brücken heil, geh ich auf gutem Grund. Ist Liebesmüh in alle Zeit verloren, verlier ich sie gern.
Bin ich’s nicht, ist es einer, der ist so gut wie ich.
Grenzt hier ein Wort am mich, so laß ich’s grenzen.
Liegt Böhmen noch am Meer, glaub ich den Meeren wieder. Und glaube ich noch ans Meer, so hoffe ich auch auf Land.
Bin ich’s, so ist’s ein jeder, der ist soviel wie ich.
Ich will nichts mehr für mich. Ich will zugrunde gehn.
Zugrund – das heißt zum Meer, dort find ich Böhmen wieder. Zugrund gerichtet, wach ich ruhig auf.
Von Grund auf weiß ich jetzt, und ich bin unverloren.
Kommt her, ihr Böhmen alle, Seefahrer, Hafenhuren und Schiffe undverankert. Wollt ihr nicht böhmisch sein, Illyrer, Veroneser, und Venezianer alle. Spielt die Kömmodien, die lachen machen.
Und die zum weinen sind. Und irrt euch hundertmal, wie ich mich irrte und Proben nie bestand,
doch hab ich sie bestanden, ein um das andre Mal.
Wie Böhmen sind bestand und eines Schönes Tags ans Meer benadigt wurde und jetzt am Wasser liegt.
Ich grenz noch an ein Wort und an ein andres Land, ich grenz, wie wenig auch, an alles immer mehr,
ein Böhme, ein Vagant, der nichts hat, den nichts hält,
begabt nur noch, vom Meer, das strittig ist, Land meiner Wahl zu sehn.

INGEBORG BACHMANN

Resultado de imagen de ingeborg bachmann

La novelista y poeta Ingeborg Bachmann nace en Klagenfurt en 1926 y muere en Roma en 1973 en circunstancias poco claras: algunos afirman que sufrió un accidente en su casa de la Via Giulia y otros apuntan la posibilidad de un suicidio.

Su infancia y juventud transcurren entre la mencionada capital de Carintia y su pueblo paterno, Obervellach. Sus primeros años de vida quedarán marcados por la grave situación que vive Austria entre las dos guerras mundiales, circunstancia más conflictiva aún en la zona donde Bachmann y su familia viven, puesto que Carintia es territorio fronterizo entre Austria, Italia y Yugoslavia. Esta situación sociopolítica marcará la vida de la autora y culminará con la anexión de Austria a la Alemania de Adolf Hitler en el año 1938 y con el inicio de la guerra en el otoño del año siguiente. Según palabras de la propia Bachmann, esta confrontación temprana con el fascismo marcaría el final de su infancia y el comienzo de sus recuerdos.

En su etapa estudiantil en el Ursulinengymnasium de Klagenfurt comienza su interés por la literatura y por la escritura y es en ese momento en el que publica algunos de sus primeros relatos y poemas. Posteriormente, continúa sus estudios universitarios en Viena, donde cursa filosofía, psicología y germanística y donde entra en contacto con la escena cultural austríaca de la posguerra. Se doctora en 1950 con una tesis sobre la filosofía existencialista de Heidegger. Durante esa época entra a formar parte del conocido Grupo 47, al que pertenecían, entre otros, autores y autoras muy destacados como Ilse Aichinger, Heinrich Böll, Paul Celan, Günter Grass o Hans Werner Richter (su fundador y líder) y cuyo prestigioso premio ganará Bachmann en el año 1953. Todos estos poetas se caracterizan porque buscan, a través de sus obras, ofrecer una resistencia frente a la realidad del momento y por defender la memoria colectiva para que no caiga en el olvido un pasado que a todos les ha resultado traumático y que aún está muy presente en sus vidas. Al mismo tiempo, pretenden revivir la cultura alemana y austríaca, fuertemente deteriorada durante el predominio nacionalsocialista.

En el caso de Bachmann, se podría decir que el fascismo alemán, sus consecuencias en la sociedad y más concretamente en la mujer, serán las grandes constantes en la vida y obra.

Allí, nos damos cuenta, no están los inmortales, / tan sólo los caídos. / […] Nuestra divinidad, / la Historia, nos ha preparado una tumba / de la que no se resucita [Es sind dort nicht die Unsterblichen, / sondern die Gefallenen, vernehmen wir. / […] / Unsere Gottheit, / die Geschichte, hat uns ein Grab bestellt,/ aus dem es keine Auferstehung gibt] (Poema Botschaft, de Ingeborg Bachmann).

Su obra no es muy extensa, debido a su temprana muerte cuando tenía solo 47 años. En ella se incluyen dos volúmenes de poesía, dos libros de relatos y una novela completa, Malina. Sin embargo, cuando se publicaron sus Obras Completas (1978) salieron a la luz otros poemas y relatos, así como fragmentos inacabados de lo que pretendía que fuesen otras dos novelas que completarían el ciclo Todesarten, junto con Malina.

El ciclo Todesarten, traducido al español como Formas de muerte, es una de las obras más representativas y estudiadas de Bachmann. Comenzó a trabajar en él a principios de los años 60 e, inicialmente, la autora pretendía que se tratase de una trilogía formada por las novelas Der Fall Franza (El caso Franza), Requiem für Fanny Goldmann (Requiem por Fanny Goldmann) y Malina, aunque sólo llegó a completar esta última novela, dejando las otras inacabadas a su muerte.

A través de las protagonistas de estas tres novelas, la autora pretendía, como ella misma afirmó en numerosas ocasiones, demostrar que “el virus del crimen” no se había acabado con el nacionalsocialismo, sino que, incluso una vez finalizada la guerra, muchas personas, especialmente las mujeres, no morían: eran asesinadas. Este ciclo, pese a que está incompleto, posee una gran carga de denuncia social, en él vemos la repercusión del fascismo en la vida y obra de Bachmann, el cual supuso, claramente, una experiencia traumática. También, en los últimos años, la crítica feminista ha visto en estas obras una protesta contra la sociedad patriarcal jerarquizada.

Los personajes femeninos de los textos que componen el ciclo Tipos de muerte son llevados a la destrucción total. De forma sistemática se intentará extinguir su voluntad de vivir y se conseguirá acercar a estas mujeres a un proceso imparable de autodestrucción. Los crímenes cometidos no están caracterizados, sin embargo, por una violencia externa manifiesta, sino que son el resultado de determinados modos de comportamiento que ninguna ley o artículo del código civil tipifica como delito (Blanco Hölscher, 1994).

Emma Piquero. 20/12/ 2017https://elvuelodelalechuza.com/

María Arenas nos propone este poema de una autora interesante y desconocida, una reflexión sobre su manera de entender la vida. Y añade el artículo del blog de Enma Piquero en el que explica la trayectoria vital de Ingeborg Bachmann.

En el siguiente vídeo podéis escuchar a la propia autora recitando uno de sus poemas:

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario